Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga impide 17 juicios por violencia contra la mujer

El paro indefinido obliga a suspender 189 declaraciones

La huelga indefinida de 40 funcionarios de cuatro juzgados de violencia sobre la mujer en Sevilla ha provocado la suspensión de 189 declaraciones y 17 juicios en los últimos siete días. El retraso es considerable y el perjuicio a las mujeres víctimas de la violencia machista, evidente. Desde que se inició la huelga, los cuatro juzgados acumulan retrasos y las próximas citaciones para que declaren las mujeres y sus parejas involucradas en casos de violencia doméstica, son para el próximo febrero a pesar de la urgencia y la alarma social.

"El juzgado está paralizado y algo de miedo sí tenemos, porque aquí todo es urgente. No tienen por qué matar a una señora, basta con que le den otra paliza", expone con crudeza la secretaria del Juzgado 1 de violencia sobre la mujer. La paralización es producto de la huelga de funcionarios, que buscan mejorar sus condiciones laborales en las guardias, que comenzarán el próximo 1 de enero. De momento, las causas urgentes y las órdenes de protección y alejamiento están siendo atendidas.

"Es incomprensible la carga de trabajo. Va a ser una locura inaguantable"

La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Inmaculada Montalbán, visitó ayer a tres jueces para evaluar la gravedad de la situación y trasladar sus impresiones al Consejo General del Poder Judicial. "Los jueces temen que el trámite de asuntos, ahora paralizado, se agrave. Es necesario un acercamiento entre la Consejería y los juzgados para asegurar el buen funcionamiento de las futuras guardias", estimó ayer.

La fiscal delegada de violencia de género, Fátima Domínguez, alerta: "Es muy preocupante porque el paro es indefinido. Como haya una muerte o una agresión, habrá que depurar responsabilidades". Sin embargo, los cuatro secretarios implicados rebajan el peligro, aunque el atasco judicial en unos juzgados que hasta ahora iban casi al día, es inevitable. "Si un caso suele tardar seis o siete meses, ahora se retrasará nueve u once meses de media", explica otro secretario.

El desánimo ha cundido en estos cuatro juzgados, porque asumir las guardias en las condiciones establecidas, implica asumir nuevas funciones. "Es incomprensible la carga de trabajo. Va a ser una locura inaguantable", critica la secretaria Maria Ángeles Carmona. Tanto secretarios como jueces apoyan las reivindicaciones de los funcionarios.

Mientras que en Madrid y Barcelona los Gobiernos autonómicos han alcanzado acuerdos con los sindicatos para que diez trabajadores cubran las guardias, en Andalucía serán sólo cuatro trabajadores, de ahí el conflicto laboral. La Consejería de Justicia ofreció ayer a los sindicatos que la huelga sea tratada en la próxima sesión de la mesa sectorial de Andalucía a cambio de desconvocar la protesta, pero la propuesta fue rechazada. "Nos parece inaudito e inconcebible que ni siquiera se discuta en la mesa sectorial", censuró José María Vico, de CC OO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 2008