Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Jody Reynolds, cantante de 'rockabilly'

Inició la moda de las canciones juveniles con final trágico

Según la mitología del rock and roll, esta música fue la respuesta vitalista a las costumbres reglamentadas de los años cincuenta.Efectivamente, pudo haber mucho de rebelión, pero eso no explica algunos rasgos de morbosidad presentes en aquel movimiento. Por ejemplo, la enorme popularidad de las death songs, canciones que narraban la muerte trágica de uno de los integrantes de una feliz pareja juvenil.

Jody Reynolds, que falleció el pasado 7 de noviembre en Palm Desert (California) a los 75 años, víctima de un cáncer de hígado, fue el pionero del subgénero. Su Endless dream estuvo en la zona alta de las listas estadounidenses en 1958 y creó escuela. La letra cuenta la desolación del protagonista, que se pelea con su novia; ella desaparece rumbo al mar y él debe enfrentarse al remordimiento por haber sido responsable de su suicidio. En realidad, la discográfica (Demon Records) insistió para que se dulcificara el final. Reynolds debió cambiar la última estrofa: ve a la chica debatirse entre las olas, se lanza al agua y evita que termine en "el sueño eterno".

Semejante melodrama impactó. En el Reino Unido triunfó en la versión de Marty Wilde. Ha sido reinterpretada por rockeros (John Fogerty, Billy Idol) y vocalistas de country (The Judds, Hank Williams Jr.). Sobre todo, Endless sleep abrió las puertas a una caterva de canciones fatídicas firmadas por Tony Casanova (The grave), Mark Dinning (Teen angel), Tragic honeymoon (Cody Brennan), Ray Peterson (Tell Laura I love her) o las Shangri-Las (Leader of the pack). Fue el único superventas de Reynolds. La inspiración de Endless sleep le vino tras escuchar a Elvis Presley interpretar Heartbreak hotel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de diciembre de 2008