_
_
_
_
Reportaje:

27 millones por un remedio de urgencia

El Madrid ficha al ariete holandés Huntelaar "como un proyecto a largo plazo", según Mijatovic

Eleonora Giovio

Uno de los regalos de Navidad que Bernd Schuster dijo que no podría abrir hasta el 25 de diciembre ha llegado con unas semanas de antelación y justo el día en el que Cristiano Ronaldo -promesa incumplida de Ramón Calderón- fue distinguido con el Balón de Oro. El Madrid hizo ayer oficial el fichaje de Klaas-Jan Huntelaar, delantero procedente del Ajax que le cuesta 27 millones de euros -20 fijos más siete variables en función de los objetivos alcanzados-, para las próximas cinco temporadas. El holandés, de 25 años, que podrá disputar la Champions, está de baja por una lesión en el ligamento externo del tobillo izquierdo -"hasta los fichamos lesionados", bromeó Míchel Salgado- y le quedan unas dos semanas de recuperación, por lo que no estará disponible hasta enero. Hoy pasará el reconocimiento médico.

Lesionado, le quedan dos semanas de baja y no estará disponible hasta enero
Luque: "Vive de que le lleguen balones al área. Si no es así, pasará inadvertido"
Más información
Huntelaar está "en condiciones óptimas para jugar"

Según Calderón, quien aseguró el pasado lunes que el Madrid "nunca ficha por salir del paso", Huntelaar vendrá para ser suplente. "Los buenos ya los tenemos. Así que los que vienen... vienen a ayudar y aportar, porque la delantera tiene que ser Robben, Raúl e Higuaín", afirmó el lunes en el Foro Ferrándiz-As. Lo hizo cinco minutos después de criticar a su predecesor en la presidencia, Florentino Pérez, por meterse en la parcela deportiva: "Yo vi en la anterior junta cómo llegaba a perturbar el afán de la directiva por participar en las decisiones deportivas. El resultado fue tres años sin ganar nada. Yo no me meto en los asuntos de Schuster y Mijatovic porque no tengo conocimientos". La ayuda que aportará Huntelaar le ha salido bastante cara a Calderón, en cuyo mandato el club ha desembolsado más de 27 millones sólo por Pepe (30) y Robben (35).

La dirección deportiva, que este verano no escuchó las solicitudes de Schuster, quien pedía a gritos un punta y un extremo, ha tenido que recurrir al mercado de invierno para encontrar a un delantero que alargue la plantilla y supla la baja de Van Nistelrooy, lesionado para lo que resta de curso. "Ya sabemos que en el mercado de invierno no hay ningún chollo porque es en febrero cuando hay que empezar a fichar para la temporada siguiente, pero tendremos que conformarnos con lo que haya", decían hace unos días en el cuerpo técnico. Lo que hay es Huntelaar. "La baja de Ruud [Van Nistelrooy] nos obligó a acelerar el interés por el jugador, al que veníamos siguiendo desde hace dos años. Había otras posibilidades, pero nos decidimos por él porque es un proyecto a largo plazo", comentó ayer Pedja Mijatovic, el director deportivo.

"Huntelaar vive de que le llegue el balón. Si no es así, pasará inadvertido porque se mueve en el área, en unos espacios muy reducidos. No es de los que bajan [al centro del campo] a buscarse la vida", dice Luque, jugador del Málaga que compartió vestuario con él durante un año; "eso sí, es un gran definidor. Le pega bien con ambas piernas y no cabecea mal".

Dicen que Huntelaar es un chico tranquilo, nada conflictivo y muy de andar por casa. Justo lo que hacen Sneijder, Van Nistelrooy, Drenthe, Van der Vaart y Robben. Son las características que le gustan a Mijatovic, que ha convertido el Madrid en una colonia de holandeses. Sólo el Barça de Louis van Gaal llegó a tener más: ocho en 1999. A Mijatovic le gusta ese perfil porque, dice, se adapta rápidamente a cualquier tipo de fútbol. Con Van Nistelrooy y Robben fue así porque ambos pasaron por la Premier antes.

"Calidad tiene, pero, como en el Madrid la exigencia es máxima, no sé si le será suficiente para adaptarse con rapidez. En España, los marcajes son más fuertes y no tendrá tanto espacio para definir", añade Luque, quien dice que Huntelaar es un goleador al estilo del italiano Inzaghi, aunque "más técnico y menos peleón". En Holanda marcó la campaña pasada 33 goles en 34 partidos.

Precisamente por su capacidad realizadora, Marco van Basten, el entrenador del Ajax, lamentó la marcha de Huntelaar antes de la conclusión de la temporada. Desde la perspectiva personal, sin embargo, se alegró por él: "Estoy contento del paso que ha dado. Es una gran oportunidad para él. Además, es muy difícil retener a un jugador cuando el club que se ha interesado por él es el Madrid".

Descubre más sobre Klaas-Jan Huntelaar en lalistaWIP

Huntelaar, en un partido del Ajax contra el Excelsior en la temporada pasada.
Huntelaar, en un partido del Ajax contra el Excelsior en la temporada pasada.AFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Eleonora Giovio
Es redactora de sociedad especializada en abusos e igualdad. En su paso por la sección de deportes ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_