Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La batuta de película

La directora vasca Inma Shara triunfa con sus conciertos de bandas sonoras

"Son canciones que casi todo el mundo conoce. Temas que tienen un significado diferente para cada oyente". Inma Shara era consciente del reto. Dirigir una orquesta encargada de interpretar bandas sonoras clásicas de películas no es tarea fácil. No obstante, la actuación del hotel Auditorium de Madrid el pasado 2 de noviembre (con el título de Cine en concierto), un recorrido con la Orquesta Sinfónica Europea Philharmonie Magdeburg (Alemania) por partituras de películas como Los siete magníficos, Carros de fuego, Desayuno con diamantes o El Padrino, fue todo un éxito. Además, Televisión Española recuperará la veintena de clásicos cinematográficos el próximo 3 de enero.

Inma Shara, nacida hace 36 años en Amurrio (Álava), es una de las pocas batutas femeninas en el mundo (ni siquiera suman 10). Un privilegio que se ha ganado a pulso: "Invierto unas 10 horas diarias en estudiar cada repertorio. Soy muy disciplinada. Estudio la obra, su director, su contexto histórico... No me gusta dirigir por dirigir: sólo me comprometo con un cierto número de programas al año".

Será la primera mujer que dirija una orquesta dentro del Vaticano

La falta de directoras de orquesta se debe, en su opinión, a la incorporación tardía de la mujer a la música clásica. Un género muy hermético. Y aunque en los conservatorios el número de mujeres supera al de hombres, siguen escaseando las directoras. "Cuando dirijo, dejo mi condición de mujer a un lado. El talento no conoce géneros, ser una mujer es circunstancial. La música necesita distintas sensibilidades, diferentes formas de ser interpretada".

Una de sus debilidades es la historia. "Me apasiona. Por eso me encanta la melodía de La lista de Schindler [parte del repertorio de Cine en concierto]. La partitura de John Williams [La Guerra de las Galaxias, Indiana Jones] me recuerda cómo me sentí al ver la película... Es escalofriante". La recaudación de Cine en concierto se dedicó a la Fundación Padre Arrupe, una organización que sufraga la educación de 1.600 niños en El Salvador. Un compromiso que se repetirá este mes. Shara volverá a subir al escenario del hotel Auditorium junto a la Orquesta Nacional Checa el próximo 19 de diciembre: su batuta recorrerá los himnos navideños de medio mundo: Dormi, dormi (Italia), Nur är det jul igen (Suecia), o el típico Jingle bells (EE UU).

La biografía de Shara, que, por cierto, viene de Sarachaga ("me lo cambié porque se pronuncia mejor"), no es menos impactante. Discípula del gran Zubin Mehta, ha dirigido a las orquestas más importantes del mundo. Por citar algunas: la London Royal Philarmonic, la Sinfónica Nacional Rusa o la Filarmónica de Israel. Y ha dado el salto a Asia, donde ha blandido la batuta junto a la Orquesta Nacional de Taiwan.

Y por si fuera poco será la primera mujer que dirija una orquesta dentro del Vaticano: ocurrirá el 10 de diciembre en un concierto con el que el Vaticano quiere conmemorar el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Asegura que la orquesta era y es para ella la paleta de colores de un pintor. Una pasión que le viene de la infancia: "Desde los cuatro años supe que me dedicaría a la música. Empecé con los instrumentos y luego encontré la orquesta. Pero sin mis padres hubiera sido imposible: me apoyaron personal y económicamente". Y opina: "En España todavía queda mucho por hacer. Un niño debería estudiar música en la escuela, desde muy pequeñito. Fomenta la memoria, la capacidad de percepción y la superación".

Tan convencida está de sus bondades que una de sus últimas colaboraciones ha sido con el gigante de los videojuegos Nintendo. La directora vasca presentó hace unas semanas el título Wii music (ya a la venta), que permite interpretar 50 canciones con 60 instrumentos distintos. Desde bandas sonoras (Sonrisas y lágrimas) hasta Beethoven, pasando por Sting o los temas del juego SuperMario. "Me parece una iniciativa estupenda. Introduce a los niños en el mundo de la música, desde pequeños. No es lo mismo que hacerlo en la realidad, pero es muy divertido y no es fácil".

Inma Shara. Concierto con himnos navideños. 19 de diciembre. Hotel Auditorium, 20.00. Precio: 20 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008