Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Christian Fechner, productor de cine y mago francés

Creó trucos para otros célebres ilusionistas como David Copperfield

El productor de cine y mago francés Christian Fechner (1944) falleció el pasado martes. La magia y el cine siempre han sido buenos amigos. Los dos utilizan un truco para crear una ilusión y en la primera época del cine hubo muchos prestidigitadores que lo adoptaron como un efecto más o que vieron, como el gran Meliès, en el cine la ocasión para crear efectos impensables en un escenario. Fechner tuvo estas dos lógicas pasiones. Mago premiado en congresos mundiales, creador de trucos incluso para otros célebres magos como Copperfield, coleccionaba utensilios de este arte y, sobre todo, libros, levantando una colosal biblioteca sobre la materia. Él mismo trabajó en una voluminosa biografía de Robert Houdin, el fundador de la magia moderna, y editó una de sus obras, así como un DVD con piezas de Meliès.

Trabajó en una biografía de Houdin, fundador de la magia moderna

Con todo, en Francia lo recuerdan estos días como el productor de un cine comercial, entretenido y de grandes taquillas. Belmondo, Pierre Richard, Louis de Funès, Coluche trabajaron con él. Con el estandarte de hacer unas películas "más bonitas que la vida", la filmografía de su productora suma más de 500 millones de espectadores. Pero en su historial también hay un hueco al riesgo. Produjo y se enemistó con el Leos Carax de Los amantes de Pont-Neuf y trabajó con Jacques Rivette (Céline et Julie vont en bateux), Jacques Doillon (Un sac de billes) o Bruno Nuytten (Camile Claudel). Él mismo probó la dirección en 1993 con una costosa producción de época (Justinien Trouvé). Hijo de un aristócrata austriaco, exiliado a Francia con la llegada de Hitler, Fechner fue verdaderamente polifacético en sus actividades. Debutó como productor musical, él mismo tocaba la batería, lanzó a músicos como Antoine y dirigió la cadena musical TV6 a mediados de los ochenta. Sería difícil decir cuál fue su mejor truco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de noviembre de 2008