Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La protesta educativa

Font de Mora alega que no busca desvirtuar Ciudadanía

El PP critica el "lío" y asegura defender el plurilingüismo

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, se parapetó ayer tras la defensa de las lenguas extranjeras para eludir su responsabilidad en el conflicto que le enfrenta desde hace meses con padres, alumnos, profesores y directores de centros escolares a propósito de la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés. "No voy a cejar en el imperativo que la sociedad nos mandata de que el sistema plurilingüe quede instalado en la Comunidad Valenciana", dijo ayer tras reunirse con un grupo de concejales de Educación del PP.

Font de Mora aseguró que se van a destinar siete millones de euros adicionales a los que ya se invierten para la enseñanza del inglés. De esta forma, el total de inversión para fomentar el plurilingüismo asciende hasta 151 millones de euros en todo el presupuesto de la Generalitat con los que se pretende "profundizar y agilizar el sistema de aprendizaje lingüístico".

Del conflicto que se arrastra en torno a Ciudadanía en inglés, Font de Mora aseguró: "no perseguimos desvirtuarla". Con ello, intentó salir al paso de los que le han acusado de boicotear la materia impartiéndola en un idioma que los alumnos no dominan con el fin de torpedear unos contenidos con los que el Consell no comulga.

"Seguiremos dialogando en las mesas sectoriales. Si a otros les interesa el lío tendrán también su momento", opinó en referencia a la manifestación convocada para la tarde de ayer por la Plataforma per L'Ensenyament Public.

Ricardo Costa, secretario general del PP valenciano, que también asistió a la reunión con los ediles, insistió en las grandes transformaciones que se han dado los últimos años en materia educativa en la Comunidad y apostilló que los gobiernos del PP han sido "claramente leales" con la aplicación de las normativas de educación. Costa rechazó que "se intente hacer política con la educación".

Cronología de un conflicto

- 19 septiembre de 2007. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, anuncia que Ciudadanía se dará en inglés "dentro del plan de extensión del trilingüismo"

- 14 de marzo de 2008. El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, explica que se impartirá el curso 2008-2009 y que habrá una opción para "objetores"

- 31 de marzo. Font de Mora presenta la opción B para los objetores, que consiste en un trabajo escogido por la familia

- 10 de junio. Educación publica la orden de Ciudadanía

- 13 de junio al 3 de julio. STEPV y UGT recurren la orden. El Gobierno y CCOO piden la suspensión cautelar

- 29 de julio. El TSJ dicta la suspensión cautelar parcial y anula la opción B.

- 2 de septiembre al 28 de octubre. Educación elabora hasta cuatro "instrucciones". Sólo hay 11 "voluntarios" y 31 interinos para l2.120 aulas y 363 institutos

- 24 de septiembre. Expendiente a un instituto de Altea.

- 1 de octubre. Los directores denuncian que no hay condiciones para dar Ciudadanía en inglés

- 16 de octubre. Comienzan las protestas y encierros en los centros de la Plataforma per l'Ensenyament Públic.

- 18 de noviembre. Camps rectifica, anuncia una moratoria y negocia una salida

- 19 de noviembre. La Plataforma mantiene la manifestación del 29 de noviembre y la huelga del 17 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de noviembre de 2008

Más información