Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod apoya el plan de Montilla si el TC recorta el Estatuto

El consejero de la Vicepresidencia, Josep Lluís Carod, no reparó ni en medios ni en efectismo para realizar ayer su particular balance de dos años de tripartito. En una conferencia pronunciada en la torre Agbar, ante unos 300 invitados, Carod apareció en escena como miembro del Gobierno catalán pero, a tenor de sus críticas y planteamientos defendidos, no pudo dejar a un lado su perfil republicano e independentista. De este modo se convirtió en ariete de las políticas "españolistas" y del Gobierno central y se desmarcó de ciertas estrategias propuestas por el líder de Esquerra Republicana, Joan Puigcercós.

Carod fue explícito al defender una respuesta "unitaria" de los partidos catalanes ante una eventual sentencia del Tribunal Constitucional contraria al nuevo Estatuto, tal como ha planteado el presidente de la Generalitat, José Montilla. Puigcercós, por su parte, se ha alineado con el convergente Artur Mas y el ex presidente Pasqual Maragall al apostar por la convocatoria de otro referéndum. "Nos equivocaríamos si no tuviéramos claro que la respuesta con más fuerza nacional sólo puede ser aquella que represente a la mayoría de la nación. No lo que provoque satisfacción sólo a una parte de los catalanes o la que tranquilice las conciencias dóciles de otra parte", afirmó.

El consejero defendió la política exterior que realiza desde su departamento cuyo objetivo, aseguró, es convertir a Cataluña en "líderes regionales del sur de Europa" con un modelo social "justo, inclusivo, cohesionado, socialmente avanzado y con una democracia de calidad". Respecto a la crisis económica, Carod reivindicó una "salida a la catalana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008