Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:El plan de campaña de Feijóo

"El bipartito ha agravado lo que nosotros hicimos mal en 16 años"

El presidente del PP anuncia renovación y autocrítica para volver al poder

Santiago
En su partido ha cundido la idea de que es ahora o nunca, de que la oportunidad para Feijóo se ha adelantado y de que el retorno a la Xunta es posible antes de 2013. Puertas afuera, el presidente del PP gallego rechaza ver en la crisis un atajo hacia San Caetano, pero su argumentario de campaña está repleto de alusiones a la situación económica y al paro que no cesarán hasta el día de las votaciones. Satisfecho con unas encuestas que se resiste a desvelar, Alberto Núñez Feijóo, avanza que el PP está ahora más cerca de la mayoría absoluta que hace cuatro años e insiste en que, a diferencia de entonces, el PP tiene hoy el candidato más joven de los tres partidos. Sus estrategas están lanzados a la caza del votante desencantado con el bipartito para recuperar los dos puntos que le separaron del Gobierno en 2005 y convencer a la sociedad de que esta vez el cambio lo personaliza Feijóo. "Este Gobierno ha defraudado las expectativas que había en la sociedad y ha agravado lo que el PP hizo mal durante 16 años", defiende vehemente. Con el programa listo desde el amago de adelanto de agosto, gira por los 315 ayuntamientos (lleva 150), "sin Audi, en una berlina prestada por Citroën". "Galicia vive su momento más difícil en 26 años de Estatuto y precisa de un Gobierno unido en el que presidente y vicepresidente no discutan y lideren a la sociedad", sostiene el dirigente que hoy será proclamado candidato. En pleno proceso de elaboración de listas avisa a sus compañeros sobre la renovación que prepara y que primará "el trabajo y la capacidad de gestión frente a la antigüedad en el partido". Si atiende a un documento interno diseñado por sus asesores, jubilará a la vieja guardia de Fraga y romperá lazos con el pasado. De los ex conselleiros que integran el grupo parlamentario, sólo Jesús Palmou, Pilar Rojo y José Antonio Orza tienen garantizada su continuidad en el hemiciclo. Está seguro, aunque no lo dice, de que cada mal dato económico aumenta sus opciones de instalarse en Monte Pío.

"Es el reto de mi vida". Él mismo anticipó esta semana lo que se juega en unas autonómicas que, sea cual sea la fecha, "no pillarán por sorpresa al PP". Con el programa ultimado desde septiembre, hoy su principal valedor en el partido, el presidente nacional, Mariano Rajoy, proclamará a Alberto Núñez Feijóo candidato a la presidencia de la Xunta. Lo que sigue es la estrategia de campaña que lo acompañará hasta los comicios. En su equipaje ha incluido dosis de autocrítica, promesas de renovación y duros reproches al bipartito, cuyo elector desencantado se propone captar.

- En busca de un 2% de votos "El planteamiento para la mayoría absoluta es subir dos puntos en votos desde el año 2005. Tenemos que dar razones a un porcentaje de la población que no nos votó hace cuatro años para que lo haga ahora. El bipartito defraudó la expectativa de cambio que había en Galicia. Una serie de electores depositaron su confianza y este Gobierno no ha respondido. El proyecto del PP se agotó en 16 años, hicimos un esfuerzo por renovarlo, mantuvimos el partido unido y lo democratizamos".

"Primaré en las listas la gestión y no la antigüedad en el partido"

- Oferta a los desencantados

"El bipartito ha desaprovechado estos cuatro años para hacer lo que nosotros no hicimos. Ha agravado lo que se nos dijo que hicimos mal durante 16 años. No sé si esta Administración es menos transparente que la anterior, pero sí que ha vetado sus dos grandes apuestas: la reforma del voto emigrante y la pluralidad en los medios públicos. Y se ha negado información al Parlamento. Hace cuatro años el PP tenía al candidato más veterano y ahora tenemos al más joven de los tres partidos".

- Ideas fuerza de la campaña

"Galicia vive su momento más difícil en 26 años de Estatuto, con la población más envejecida y una fortísima crisis económica y laboral. Sólo los más fuertes van a salir adelante, así que hay que confiar en alguien que se comprometa a tener un proyecto sólido y en un Gobierno que transmita confianza, en el que presidente y vicepresidente no pasen semanas discutiendo sobre un instituto de crédito y tengan una misma política económica e industrial. La Xunta debe recuperar prestigio y unidad y el presidente liderar a la sociedad gallega. La competencia a la que nos han acostumbrado socialistas y nacionalistas impide ese liderazgo".

- Renovación en las listas

"En estos cuatro años sumamos 8.000 nuevos militantes. Incorporaremos gente a las candidaturas sin mirar la antigüedad que tiene en el PP. Prefiero ver cuánto conocimiento, experiencia y profesionalidad puede aportar al Gobierno. En las municipales y generales hubo un grado de renovación importante que no se puede parar en las autonómicas. Veremos qué hacen PSOE y BNG; mi objetivo es hacer mejores listas que ellos".

- Encuestas optimistas

"Los sondeos que pagamos nosotros, no el Gobierno, dicen que estamos más cerca de la mayoría que en 2005. Debemos ilusionar a la mayoría, conseguir que vean en nosotros un Gobierno, no sólo al partido mayoritario. No gobernaré sin ser la lista más votada. Y si no tenemos mayoría, no nos dejarán".

- Recetas contra la crisis

"Hay que decirle a la gente que lo pasaremos muy mal, que desconocemos el alcance de la crisis y que se necesitan medidas extraordinarias. El Impuesto de Sociedades en Portugal está en el 12,5% y aquí en el doble. Y la Administración debe dar un ejemplo de austeridad extrema. Planteé un plan de ahorro de 120 millones de euros para destinarlo a la inversión. No reduciremos gasto en educación y sanidad, sino partidas superfluas".

- Medidas de Touriño

"Las soluciones de este Gobierno no son creíbles, si no las hubieran presentado al partido mayoritario. Tengo la impresión de que sólo tratan de llegar hasta marzo. No me fío de esta Xunta porque hizo un Presupuesto en 2008 a sabiendas de que no se cumpliría ningún parámetro. Y lo mismo en 2009. Se dice que todos los proyectos viables tendrán financiación y ese día suspende pactos una textil, cierra una promotora y se deslocaliza una auxiliar del automóvil. En octubre 400 personas se fueron al paro cada día y hay 4.000 ganaderos en la calle".

- Oposición responsable

"El PP cumplió mejor su deber de oposición y no ha defraudado a los votantes.

Algunos militantes me piden más caña, otros, que no discutamos y que planteemos alternativas. Sé que si estuviéramos gobernando nos hubieran convocado una huelga general. No alentamos esos paros en sectores que lo pasan mal".

- "Conflicto lingüístico"

"El PP lo tiene resuelto. Derogaré el decreto que es la causa del conflicto y preguntaré a los padres antes de proponer un pacto a PSOE y BNG. Queremos libertad para los padres en educación infantil y equilibrio lingüístico al final de cada ciclo formativo. Pusimos 50% como mínimo de las asignaturas en el Plan de Normalización Linguística para unir en el consenso a los nacionalistas. Pero no se puede utilizar eso para impartir el 80% o el 90% en gallego.

Se ha utilizado torticeramente un pacto y eso es tanto como incumplirlo. Aquel plan no decía que la lengua vehicular sería el gallego".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 2008