Reportaje:

Los tesoros de la 'colección Roca'

Cinco técnicos tasan en más de 3,7 millones de euros las primeras 415 obras intervenidas al ex asesor urbanístico en el 'caso Malaya'

Las 415 obras de arte y antigüedades intervenidas a Juan Antonio Roca al inicio de la operación Malaya han tenido una vida de lo más aburrida desde que la Policía las confiscó en marzo de 2006. Sólo cinco personas, coordinadas por la directora del Museo de Málaga, María Morente, las han ido a visitar y siempre "a puerta cerrada" en el Palacio de la Aduana, de Málaga, donde el anterior juez del caso contra la corrupción en Marbella, Miguel Ángel Torres, ordenó custodiarlas. Una por una las han desembalado, fotografiado y estudiado al detalle. Su trabajo se traduce en un informe de peritaje al que ha tenido acceso EL PAÍS que cuantifica en más de 3,7 millones de euros los tesoros de la colección Roca.

Los expertos aún no tienen claro si el 'miró' del baño es falso o auténtico
Roca poseía 24 trajes de luces, así como muebles y libros antiguos

El informe entregado al nuevo juez instructor, Óscar Pérez, pone de relieve el ecléctico gusto artístico de Roca y su pasión por el mundo taurino. Las obras de mayor precio se retiraron del domicilio particular del presunto cerebro de la trama corrupta, un piso de 535 metros cuadrados en el lujoso edificio Poseidón en Marbella, y en la sede de la empresa Maras Asesores, desde la que Roca controlaba el urbanismo marbellí. De esta oficina, situada en Ricardo Soriano, la vía principal de la ciudad, retiraron la obra más cara: una pintura de Manuel Millares valorada por los peritos en 250.000 euros.

La pintura, titulada Infancia de un guerrillero, compite con el famoso miró del cuarto de baño, una acuarela sobre papel que ha desconcertado a los expertos.

"De ser original, la obra alcanzaría un precio (en torno a los 350.000 euros) que hace sorprendente su ubicación en un cuarto de baño, dado que no existiría otro caso de mala conservación o de ubicación extremadamente inadecuada en toda la colección", explican. Los peritos reclaman la ayuda de un especialista en la obra sobre papel de Miró o tener acceso a los libros de registro de Roca para "deducir las circunstancias de compra y venta y poder aclarar la identidad de la obra".

El miró del baño se encontró en la finca La Loma, en Los Alcázares (Murcia). En esta misma propiedad se requisaron cuatro grabados, esta vez originales sin duda, del artista catalán, valorados entre 19.000 y 20.000 euros.

Entre las piezas de mayor precio también destaca una escultura pop de madera lacada de Jean Dubuffet (200.000 euros), que se encuentra deteriorada por "abundante suciedad, abrasiones y manchas", y dos óleos abstractos. El primero, de Pablo Palazuelo (120.000 euros), adornaba el despacho que Roca tenía en su vivienda marbellí. El otro, del autor ruso Serge Poliakoff (100.000 euros), fue requisado en la sede de Maras Asesores.

El equipo técnico -formado por la restauradora Amor Álvarez, los doctores en Historia del Arte Rafael López Flores y Juan Francisco Rueda, y el catedrático de la Universidad de Málaga y patrono del Centro Nacional de Arte Reina Sofía, Eugenio Carmona Mato- ha encontrado más de una sorpresa en el camino.

Por ejemplo, dos dibujos de atribuidos al escultor francés Auguste Rodin "podrían ser robados", ya que su número de registro pertenece al museo Rodin de París. Se trata de dos figuras femeninas recostadas que valoran en 12.000 euros cada una y sobre las que aconsejan consultar con la galería parisina.

Los técnicos no han podido estimar el precio de mercado de una armadura japonesa de bronce y tela de 1,65 metros por ser una pieza demasiado especializada, y también han dejado para expertos el valor y la autenticidad de una cómoda, una colección de monedas y 11 legajos de los siglos XVII a XIX.

Sólo una de las 417 obras es rotundamente falsa, según los expertos. Se trata de una pintura atribuida a Miró, intervenida en un dormitorio de la casa de Roca en Madrid, en la calle Goya. Los expertos dudan de la autenticidad de cuatro dibujos de Ramon Casas, cuyo precio oscilaría entre los 24.000 y 36.000 euros, que han dejado pendientes de "autenticación".

Después de recorrer la primera colección de obras intervenidas a Roca -el 13 de noviembre, el juez Óscar Pérez intervino otras 500 obras- queda patente el gusto del ex asesor de Urbanismo por los autores españoles. Entre sus predilectos, a juzgar por el número de piezas requisadas, figuran pintores como De la Serna (17), Juan Gomila (15), Benjamín Palencia (8) o Picasso, del que posee una completa colección de cerámicas tasadas entre 3.000 y 6.000 euros la unidad.

Su gusto por lo español también se aprecia en los 24 trajes de luces (6.000 euros de media) intervenidos en sus fincas de Cádiz y Marbella. Varios pertenecieron a toreros como Emilio Muñoz, que se lo dedicó personalmente. Sólo un traje de torear, de estilo goyesco, está pendiente de valorar porque los tasadores creen que podría pertenecer al Museo de Real Maestranza de Caballería de Ronda. Entre los tesoros taurinos también destaca un capote tasado en 12.000 euros.

El juez Miguel Ángel Torres considera que el ex asesor de urbanismo adquirió tal colección de antigüedades y obras de arte para blanquear dinero de origen ilícito. Aunque el precio de las 415 primeras obras intervenidas no sea extremadamente alto (la media roza los 9.000 euros), el relativo bajo precio facilita su conversión en dinero líquido. Además, al tratarse de artistas poco conocidos fuera del ámbito galerístico, su venta resulta muy discreta.

Según el auto de procesamiento, Roca había adquirido a sus dos principales galeristas Jean Fournets y Beto Pedronzo 22 millones de euros en obras de arte. Entre ellas hay piezas como un bidón de gasoil rojo que los policías casi olvidan en una de las intervenciones porque pensaron que era un simple barril y no una obra de arte de 4.000 euros. Roca tenía en su despacho una escultura del uruguayo Torres García con la siguiente inscripción: "En la balanza de los artistas no se pesa lo que tiene alguien, sino lo que le falta".

'COMPRESIÓN'

Sobre una peana de madera reposaba este cubo de lata, chapa y otros componentes de automóvil en la oficina marbellí de Juan Antonio Roca. Atribuida a César, uno de los máximos exponentes del neorrealismo francés, la obra se ha tasado en 130.000 euros.

¿UN 'RODIN' ROBADO?

En el domicilio particular del ex asesor urbanístico marbellí la policía halló dos dibujos a lápiz atribuidos al escultor Auguste Rodin. Los dibujos llevan el sello MR y un número de serie, por lo que los peritos apuntan a que pueden ser piezas sustraídas del Museo Rodin de París.

EL MÁS CARO

El cuadro Infancia de un guerrillero (1967), del informalista español Manuel Millares, es la pieza más cara de cuantas han tasado los peritos judiciales: 250.000 euros. Los historiadores del arte consideran "magnífica" esta obra, ejecutada en técnica mixta sobre arpillera.

ARMADURA JAPONESA

Junto a varios trajes de luces, en la finca La Caridad se encontró esta armadura japonesa completa cuyo valor no ha podido ser precisado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50