Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá 'congela' la inversión y exige a su equipo control del gasto

El presupuesto de Valencia sube un 3,6% y gastará más en empleo

La crisis económica, y especialmente los reproches a la gestión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, marcaron ayer la presentación de los presupuestos de Valencia para 2009. La alcaldesa, Rita Barberá, del PP, anunció un "plan de austeridad" que reducirá "gastos corrientes no productivos" y destinará más recursos al fomento del empleo y a las prestaciones sociales. Las inversiones se congelan con una subida del 2,7% que no compensa la inflación. "Es un presupuesto que se aprieta el cinturón, humilde, riguroso, realista y muy comprometido", aseguró la alcaldesa, que exigió a su equipo de gobierno y a los jefes de servicio, a los que mandará una circular, que controlen el gasto. "Si no, este plan fracasará", añadió.

La contención y austeridad se traducen en un presupuesto de 799,3 millones de euros -913,6 con las empresas municipales-, lo que implica una subida del 3,6% frente al aumento del 8,2% del pasado ejercicio. Los ingresos, a pesar de la disminución en impuestos y tasas del sector inmobiliario -un 35% menos en licencias urbanísticas, por ejemplo- y de las transferencias del Estado, se incrementan al final un 3,6% por la mayor recaudación en el IRPF y la nueva tasa de telefonía móvil, por la que llegarán cinco millones de euros a las arcas municipales. En total, los ingresos alcanzarán los 740 millones de euros, mientras que los gastos se calculan en 727 millones, un 1,5% más. El capítulo de gastos de personal se come 257 millones, con un 7,8% más tras la firma del último convenio y la incorporación de nuevos policías y bomberos. Las inversiones, con el recurso a préstamos por 50 millones de euros que dejan la deuda en el 108%, ascenderán a 71,9 millones.

Barberá destacó el aumento del gasto corriente y de la inversión en servicios sociales -"ya hay 4.000 personas que nos han pedido ayudas de emergencia"-, empleo, promoción económica y sectores "estratégicos" como el turismo. En esa línea, la alcaldesa fio buena parte de las posibilidades de mejora de la situación económica a una nueva edición de la Copa del América por su impacto en la inversión y el empleo. Entre las actuaciones previstas, destacó dos centros de mayores, dos retenes de policía, nuevos jardines, la urbanización de parcelas escolares, las obras en Tabacalera, con siete millones de euros, y como otros años el plan de El Cabanyal, con otros seis millones.

Los datos están en el 'pendrive'

El presupuesto de 2009 para Valencia está grabado en un pendrive. La alcaldesa mostró la unidad de memoria a los periodistas y luego se la guardó. No hubo copias con los datos globales de las cuentas, que sí distribuye habitualmente la Generalitat. Varios ejercicios los ha repartido en CD o pendrive, y este curso colgó íntegros sus presupuestos en la página web de Economía el mismo día de la presentación. Barberá adujo que el presupuesto municipal no está aprobado y que pretende comentarlo con la portavoz de la oposición, la socialista Carmen Alborch, quien ayer mostró disposición a consensuarlos, sobre todo "si priman el bienestar social y el empleo" y se exige al Consell que pague sus deudas con el Consistorio.

La alcaldesa dio una conferencia de prensa con profusión de datos que reflejan aumentos o disminuciones de partidas y las prioridades que se ha marcado para 2009, pero la documentación entregada dificulta el contraste con otros años y la visión global de las cuentas. Así, los datos totales de ingresos y gastos se facilitaron al final, en el turno de preguntas de los periodistas. Barberá también hizo hincapié en el recorte del 7,7% de media en gastos de representación, alumbrado, teléfono o material de oficina, pero no cifró el montante de este ahorro. El presupuesto aprobado ayer por la Junta de Gobierno se debatirá en el próximo pleno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de noviembre de 2008

Más información