Arranca la campaña en la UPV

Goirizelaia se distancia de la gestión del rector para atraer a los sectores críticos

Promete 600 plazas en pisos estudiantiles y resolver los complementos

El vicerrector de Vizcaya, Iñaki Goirizelaia, mostró ayer en la presentación de su campaña electoral la doble estrategia con la que intentará ser elegido rector de la Universidad del País Vasco (UPV) en los comicios del próximo 4 de diciembre: distanciarse de la imagen de heredero del actual responsable de la universidad pública, Juan Ignacio Pérez, para atraer a los sectores que votaron en su contra en mayo pasado y cuestionar el proyecto alternativo que representa Marisol Esteban, a la que acusó de "vender humo".

Goirizelaia arrancó su campaña bajo el lema Para avanzar en euskera, castellano e inglés, con una puesta en escena y un tono más electoral que el usado el jueves en igual tesitura por su adversaria. El estilo austero de Esteban, quien detalló su programa sentada junto a cuatro miembros de su equipo, contrastó con la imagen del ingeniero telemático hablando detrás de un atril, sobre un escenario y rodeado por toda su plancha.

El candidato da mucho peso a la potenciación del uso del euskera

Más información

El actual vicerrector quiere lograr una imagen carismática, amable y cercana que le diferencie del talante más autocrático que se atribuye a Pérez. De hecho, la palabra "cambio", que centra el discurso de Esteban, estuvo presente en toda la intervención del candidato. Comenzó su discurso prometiendo "escuchar más y mejor" y afirmando que su "máxima prioridad" será impulsar la participación de la comunidad universitaria.

Pérez perdió las elecciones en mayo, a las que concurría como único candidato, por nueve puntos con el voto negativo de la mayoría de los profesores doctores permanentes, contrariados por la asignación de los complementos salariales, y de la plantilla administrativa, preocupada por las oposiciones de junio. Además, si el absentismo es la norma entre el alumnado, en los últimos comicios sólo participó el 3% de estudiantes.

El programa de 220 puntos que presentó Goirizelaia da continuidad a los proyectos más populares de Pérez, como la contratación de investigadores, pero sus propuestas de política de personal pretenden resolver el malestar de la plantilla: así, promete invertir en la estabilización, promoción y formación del personal administrativo y solucionar la crisis de los complementos.

Goirizelaia exhibió su descontento por las evaluaciones de los docentes que han servido para el pago de los polémicos pluses e incluso reclamó un cambio de dirección en la agencia Uniqual, el organismo del tripartito responsable de realizarlas. Su programa recoge medidas para corregir los errores cometidos, como garantizar que se respeten los resultados de anteriores evaluaciones, para que nadie pierda dinero, o asegurar una buena puntuación a quien, en vez de compaginar de manera equilibrada docencia, investigación y gestión, se vuelque en una de esas actividades. Con todo ello, el candidato intentará evitar heredar el castigo de los docentes a Pérez y que Esteban canalice su descontento.

Sin embargo, su iniciativa más sorprendente se dirige a los estudiantes: ofrecerá 600 plazas de alojamiento en apartamentos en alquiler a precios asequibles. Después del acto de presentación explicó a EL PAÍS que se ha inspirado en una propuesta del Ministerio de Vivienda y el curso pasado ya logró el respaldo de Educación para empezar a negociar con el Departamento de Vivienda, que se encargaría de construir los pisos.

El Rectorado fraguaría acuerdos también con la iniciativa privada para no tener que aportar fondos. Además, Goirizelaia hace un guiño a otra demanda del alumnado -abaratar el precio del transporte público- y da mucho peso a la potenciación del euskera, lo que puede contentar al sector estudiantil abertzale, el más organizado y activo.

El aspirante trató de desmontar las propuestas de su adversaria. Afirmó que él presenta "proyectos concretos con resultados tangibles" en contraste con los "grandes titulares" a los que, en su opinión, se limita Esteban. La candidata, que acusa a Pérez de haber renunciado a la autonomía frente al Gobierno, prometió el jueves negociar un contrato programa con Educación para que la UPV gestione sus propios recursos para investigar. Goirizelaia contestó que el Plan Universitario vigente ya contiene tres contratos programa, uno de ellos para investigar.

Tampoco se libraron de sus críticas la idea de regalar portátiles a los estudiantes (por cara) y la creación de un Vicerrectorado de Personal Administrativo. Arguyó que es incompatible con la figura del gerente.

Rebatió también sus opiniones respecto a política lingüística, probablemente el punto que más separa a ambos candidatos. Ironizó con que su rival "llega muy tarde" al plantear un plan de mutilingüismo y la opción de poder combinar asignaturas en euskera y castellano, pues ambos proyectos ya los puso en marcha Pérez.

Goirizelaia busco un discurso centrado para tranquilizar a los profesores no nacionalistas. Descartó que exista la "sobredosis lingüística" que perciben sus críticos, pero prometió no exigir conocimientos de euskera a la hora de contratar a nuevos investigadores y renunciar a "localismos" para lograr que la UPV sea competitiva a nivel internacional.

Las promesas de Goirizelaia

- Docencia e investigación:

- Ampliar a 250 plazas el personal investigador en formación, a 60 los contratos de investigador doctor. Crear 70 puestos de investigadores permanentes.

- Solicitar al Gobierno una parte sustancial del Cupo tras la transferencia de I+D.

- Ampliar las licencias para hacer la tesis o investigar.

- Corregir los errores del sistema de complementos.

- Ofrecer un ordenador personal a cada profesor.

- Estudiantes:

- Aprobar inmediatamente las nuevas titulaciones europeas sobre las que haya consenso y crear comisiones mixtas entre centros y rectorado para acordar el resto.

- Ofertar 600 plazas en apartamentos de alquiler.

- Aumentar el peso del euskera y de las lenguas extranjeras en los estudios de grado, posgrado y doctorado.

- Negociar fórmulas para abaratar el transporte público.

- Fortalecer los programas de movilidad, de becas y de prácticas en el extranjero.

- Garantizar una cobertura wifi total y gratuita

- Personal administrativo:

- Crear 400 nuevas plazas y convocar otra OPE.

- Favorecer la formación y la promoción interna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de noviembre de 2008.