Candelario, a la sombra del Calvitero

Piedra, agua y madera son fiel reflejo del devenir de este pueblo salmantino, en plena sierra de Béjar. Inundado de una paz y tranquilidad tales, que el eco que producen los pasos sobre el empredado al recorren sus calles al despuntar el día, se convierte casi en estruendo

Piedra, agua y madera son fiel reflejo del devenir de este pueblo salmantino, en plena sierra de Béjar. Inundado de una paz y tranquilidad tales, que el eco que producen los pasos sobre el empredado al recorren sus calles al despuntar el día, se convierte casi en estruendoCANAL VIAJAR

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50