Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

La agonía de la 'tele' virtual

Mobuzz, canal pionero en la Red, está a punto de cerrar

Cada vez se ve más televisión por Internet. De hecho, algunos programas tienen más audiencia a través de la web que cuando se emiten en directo. Pero paradójicamente todos los intentos por hacer una televisión expresamente pensada para la Red han resultado un estrepitoso fracaso, al menos en materia de rentabilidad.

El último ejemplo de este divorcio ha sido Mobuzz TV, un proyecto de televisión online que nació hace tres años con todos los parabienes de la joven industria. Con sede en Madrid, y un equipo mayoritariamente formado por españoles, Mobuzz ha apostado por programas en formato breve, de cinco a ocho minutos, pensados específicamente para un público joven y enganchado a Internet.

Con programas en tres idiomas, Mobuzz presume de ser referente de la televisión online en Europa, con 6,5 millones de vistas (views) al mes. El magacín tecnológico La dosis diaria, el informativo humorístico El noticiero, presentado por Javier Capitán, o el programa El punto Gilton, que ridiculiza el mundo del corazón, figuran entre esos programas.

Pero ese éxito de audiencia no se ha traducido en euros. Mobuzz TV está a punto de echar el cierre por falta de fondos. El canal, a través de su programación y de su página web, ha abierto una petición entre sus visitantes con el objeto de conseguir fondos para evitar el cierre.

El objetivo declarado es obtener 120.000 euros antes del 9 de noviembre. Para suavizar la petición, la empresa anuncia que las donaciones serán devueltas si finalmente fracasa el rescate.

Ya sea en directo o grabado, los telespectadores lo son cada vez más por Internet, por el móvil o por la consola de videojuegos. Pero los programas siguen siendo los mismos y la publicidad no da para todos. YouTube es el ejemplo más claro. Su éxito planetario aún no se ha traducido en un éxito dinerario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de noviembre de 2008