Crisis financiera mundial | La respuesta de los países

El PP critica la improvisación pero apoyará las medidas

Nada más anunciarse las medidas a favor del empleo y de apoyo a las familias, y sin haber escuchado al presidente del Gobierno -una reunión con el gobernador del Banco de España se lo impidió- el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, compareció para criticar al Gobierno. Le reprochó improvisación, dijo que las medidas llegan tarde y son insuficientes, pero después aclaró que la mayoría de ellas habían sido propuestas por el PP -por ejemplo, la ampliación de 4 a 6 años de la cuenta ahorro vivienda- y que, como sucedió con el fondo y los avales para ayudar al sistema financiero, al final los populares las apoyarán cuando se sometan a votación. Rajoy, que suele salir a responder a Zapatero cuando hace un anuncio como el de ayer, decidió esta vez dejar a Montoro.

Más información
Los parados podrán aplazar la mitad de la cuota de la hipoteca dos años

El PP cree que lo realmente eficaz sería una bajada de impuestos general que afecta a los que tienen una hipoteca -propone la subida del 15% al 25% de la desgravación por adquisición de vivienda- pero también a otros. Sólo así, sostienen los populares, se revitalizará la economía.

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, considera que las medidas anunciadas ayer son "raquíticas" y "tardías para abordar con eficacia la gravedad de una crisis que hasta hace bien poco no existía para el PSOE".

Igual de crítico estuvo CiU, que consideró que las medidas son "insuficientes" y revelan la "improvisación" de la "política de parcheo" del Ejecutivo socialista.

"Falta un hervor"

José María Fidalgo, secretario general de CC OO, considera que a algunas de las propuestas les falta un hervor, y otras están "francamente crudas". Más positivo fue Toni Ferrer, secretario de acción sindical de UGT, aunque puntualizó que la iniciativa gubernamental deberá dar cobertura a los desempleados más desprotegidos, informa Manuel V. Gómez.

La CEOE, por su parte, afirmó que las medidas iban en la buena dirección pero eran "insuficientes". El mismo adjetivo fue utilizado por la organización de consumidores y usuarios. La OCU considera que la limitación de las medidas sólo para hipotecas inferiores a 170.000 euros y con 500 euros de cuota como máximo dejará fuera a "muchas familias de las grandes ciudades, donde las hipotecas son superiores".

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS