Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÓRMULA 1 | Gran Premio de Brasil

Interlagos echa chispas

Massa logra la 'pole', Hamilton es cuarto y Alonso, sexto

Cuando el Ferrari de Felipe Massa apareció en la pista, el público de Interlagos comenzó a chillar, a levantarse, a vibrar con su piloto y así se mantuvo hasta que su compatriota se adjudicó la 15ª pole de su carrera. Massa dio la primera estocada en la cronometrada y compartirá la primera línea de la parrilla con un sorprendente Jarno Trulli que ofreció ayer a Toyota la mejor clasificación de la temporada. Lewis Hamilton no logró más que el cuarto puesto y saldrá en la segunda fila, secundando al finlandés Kimi Raikkonen. Por detrás, Heikki Kovalainen y Fernando Alonso, cuyo Renault se encalló siempre en el tercer tramo del circuito.

"Creo que ambos cumplieron sus objetivos", confesó Alonso en su conferencia de prensa. "Hamilton está entre los cuatro primeros, con Kovalainen cubriéndole la espalda, lo cual le da seguridad. Los dos pueden dormir tranquilos". Mientras Massa repetía una y otra vez que tiene confianza en ganar la carrera y que esperará a ver qué ocurre por detrás, Hamilton aseguró que ser cuarto no le supone ninguna presión suplementaria. "No la siento", confesó el británico de McLaren. "Sólo me preocupa hacer bien mi trabajo, porque creo que tenemos una estrategia muy buena. Obviamente, hubiera preferido salir desde la primera línea, pero creo que tenemos muchas posibilidades. No necesito hacer nada espectacular. Sólo acabar la carrera y coger los puntos que pueda".

Si Massa gana la carrera (18.00 hora española, Telecinco y TV3), a Hamilton le bastaría concluir entre los cinco primeros para ser el campeón. Si Massa acaba segundo, Hamilton necesitaría ser al menos séptimo. En el paddock son muchos los que piensan que Hamilton no va a concluir la carrera. Nelson Piquet, campeón mundial en 1981, 1983 y 1987, lo expresó sin tapujos: "No creo que Lewis pase de la primera curva, porque hay muchos pilotos en la parrilla a los que no les gusta". "¿Un choque?", le replica Alonso. "Quien piensa eso es que no conoce nada de F-1. No creo que nadie voluntariamente se lance contra otro coche a 300 kilómetros por hora. Las consecuencias son imprevisibles. Eso está bien en las videoconsolas, pero a nosotros no se nos pasa por la cabeza". Sin embargo, voluntaria o involuntariamente, eso ha ocurrido algunas veces: Senna, Prost y Michael Schumacher lo saben muy bien.

"Espero una carrera limpia", confiesa Hamilton. "Quiero ganar. El resto no me importa, no depende de mí", agrega Massa. "Pero estoy tranquilo, me da mucha energía sentir el calor de tanta gente. Espero poder disfrutarlo mañana". A él tal vez le baste la victoria. A Hamilton sólo le vale el título. No puede fallar por segunda vez consecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2008