Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Els Mestrets tumban el gran plan del PP

Último jueves de mes. Desde hace cinco años, una veintena de vecinos de la zona de Els Mestrets protestan en cada pleno del Ayuntamiento de Castellón con pancartas contra el "urbanismo salvaje del PP". Prácticamente pasan desapercibidos por habituales, y no sólo para el actual equipo de gobierno del PP, que nunca ha querido reunirse con ellos. Han tenido que pleitear y el Tribunal Superior de Justicia les ha dado la razón. Han acabado derrotando al hormigón y tumbando los grandes planes del alcalde. Según la sentencia, el Ayuntamiento de Castellón y la Generalitat infringieron al menos tres artículos de la LRAU al repercutir en el Programa de Actuación Integrada (PAI) Mestrets "proyectos generales y dotaciones públicas de toda la ciudad de Castellón", hasta ocupar "más del 50% del suelo de la zona". El Consell y el alcalde de Castellón, Alberto Fabra, se quedan sin suelo previsto para construir el Centro de Convenciones de Santiago Calatrava, el edificio del rectorado de la VIU, más de 3.000 pisos protegidos, la Ciudad Deportiva y la Ronda de Circunvalación. La gran mayoría de los compromisos electorales del PP en Castellón.

"Es muy duro no saber si mañana vas a estar en la casa donde naciste"

En la zona de Els Mestrets viven unas 40 familias en casas diseminadas y rodeadas de huertos. Sólo 15, agrupadas en la asociación de vecinos Mestrets-Borriolenc, decidieron recurrir a la justicia porque el resto "son gente mayor y humilde acostumbrada a cerrar tratos con un apretón de manos" y a quienes "les asusta hablar de abogados", como asegura Luisa Pérez, una de las representantes de la asociación. Ayer fue un día de celebraciones, pero los vecinos "lo han pasado muy mal" desde que en 2003 el entonces concejal de urbanismo y hoy alcalde, Alberto Fabra, anunció el plan y "el derribo de todas las viviendas". "Es muy duro no saber si mañana vas a estar en la casa donde naciste", añade.

La sentencia ha sido clara pero el vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, sostuvo ayer en Castellón que el PAI "está bien fundamentado" y afirmó que la Generalitat recurrirá. "El futuro de Castellón pasa, entre otras cosas, por este PAI", dijo. La oposición coincidió en que el futuro de Castellón "pasa porque el PP cumpla de una vez la ley". El portavoz socialista, Juan María Calles, señaló que la sentencia "constata que Alberto Fabra gobierna de espaldas a los ciudadanos", mientras que el del Bloc, Enric Nomdedéu, habló de "un duro golpe a la columna vertebral del PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2008