Reportaje:MÚSICA | Discos

Nuevos sonidos para los veinte años del Auditorio

El Auditorio Nacional de música (ANM)ha abierto sus puertas a nuevos sonidos y ha emprendido nuevos caminos para festejar sus 20 años. Entre las muchas iniciativas que incluye la programación destaca el ciclo dedicado a Nápoles, del 4 al 8 de noviembre, con Micrologus, Consiglia Licciardi, Enzo Avitabile y La Cappella de la Piettá dei Turchini. Además, el 10 de noviembre, se celebrará el concierto monográfico del ciclo Música e imagen, con la obra vocal de la compositora finlandesa Kaija Saariaho e imágenes de Jean Baptiste Barrier interpretada por el conjunto vocal de París Les Jeunes Solistes. El objetivo, según su director artístico José Manuel López López, es "ofrecer una programación que incluya las músicas de todas las culturas del planeta, una programación para jóvenes orquestas y formaciones profesionales que, junto a las obras de repertorio, incluya en cada concierto un estreno o reposición importante, una programación que evite los tópicos, que incluya las nuevas tecnologías y la informática musical, la imagen en combinación con el sonido".

Coincidiendo con este 20º aniversario se han realizado 20 encargos a otros tantos compositores cuyas obras se estrenarán en el Auditorio. En palabras del músico José Manuel López López hasta ahora el auditorio "ha sido un lugar elitista, poco flexible y con una programación reiterativa, complaciente, nada original y circunscrita a una franja muy estrecha de la historia musical de Occidente, en particular de Europa Central; pensada más en función del intérprete que del compositor, que en definitiva es la base de la pirámide".

Ahora, las jóvenes orquestas españolas y extranjeras van a tener la posibilidad de interpretar música de repertorio y el estreno o la reposición de obras escritas por jóvenes compositores o consagrados. Quienes también tendrán su hueco en este recinto serán las orquestas de las comunidades autónomas. La música contemporánea tiene un lugar destacado a lo largo de la temporada.

El director del ANM considera que el tiempo en el que vivimos es "sin duda el de la imagen y por ello el centro no podía quedarse al margen de las obras maestras que está dando la fusión entre luz y sonido, y hemos incluido un ciclo dedicado a la música y la imagen". En colaboración con la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, el Auditorio decidió que el flamenco entrase en las salas de ese recinto. El pasado jueves sus puertas se abrieron para dar paso al ciclo La voz del color con el guitarrista Manolo Sanlúcar. López López destaca que otro de los acontecimientos de la programación son las jornadas dedicadas al canto gregoriano. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50