Reportaje:

De imprudencia leve a más de dos años de cárcel

La Audiencia condena al conductor que mató a tres veinteañeras en 2003

La Audiencia Provincial de Vizcaya ha condenado a dos años y seis meses de cárcel a Jorge Aldeiturriaga, el conductor que en 2003 causó cerca de Elorrio la muerte a tres veinteañeras y graves lesiones a otras dos, al estrellar chocar frontalmente con su coche con el vehículo en el que viajaban las jóvenes, tras no percatarse de que había invadido el carril contrario.

Además de la condena de homicidio por imprudencia grave, el conductor pierde el carné por un periodo de tres años y seis meses. El tribunal estima así parcialmente el recurso de las familias de las víctimas y de fiscal contra una sentencia anterior del Juzgado de lo Penal nº 5 de Bilbao, que condenó al conductor a 900 euros de multa y un año de retirada de carné por imprudencia leve. La sentencia no admite recursos ordinarios, aunque el condenado podría pedir un indulto para eludir la cárcel. La Audiencia de Vizcaya ya tomó una decisión similar en septiembre pasado, al condenar a dos años de cárcel al conductor que atropelló a dos niños en un paso de peatones de Basurto en 2006.

El tribunal acepta el recurso de las familias, como en el atropello de Basurto

Según el relato probado de los hechos, sobre las 18.17 del 31 de marzo de 2003, Aldeiturriaga conducía su Citröen Xsara por la carretera N-636 en sentido Durango-Mondragón cuando no se percató de la desaparición del doble carril existente y circuló unos 700 metros invadiendo el carril contrario, hasta chocar de forma frontal con la Renault Express en el que viajaban Alazne Landa, María Ugarte, Amaia Goxencia Guillorme, Iratxe Bernedo e Iratxe Aguilar -todas con 20 años de edad, excepto Amaia, de 19-. Las tres primeras fallecieron, mientras que las otras dos sufrieron lesiones muy graves que requirieron su hospitalización durante semanas y les dejaron secuelas. La persona que acompañaba a Aldeiturriaga también resultó herido en el accidente.

La sentencia rechaza que la señalización pudiera inducir a confusión sobre la desaparición del doble carril, tal y como afirmaba el anterior fallo apoyándose en un informe de un equipo de la Universidad Politécnica de Cataluña. Destaca la Audiencia que había una "amplia señalización vertical y horizontal" en la calzada sobre los carriles de circulación, "que para cualquier ciudadano medio es claramente visible". También resalta que el conductor rebasó durante su trayecto la doble línea longitudinal continua que separaba los carriles al entrar en el tramo de la vía de sentido único en el que ocurrió el accidente, "lo que constituye por sí mismo una infracción muy grave". Y aunque acepta que la conducta de Aldeiturriaga no puede ser considerada como "suicida o kamikaze", la sentencia rechaza "la valoración probatoria de que no hubo conducción temeraria".

"En materia de jurisprudencia, supone un salto cuantitativo y cualitativo. En esta sentencia se está aplicando el Código Penal sin rebajarlo, cuando hasta ahora estos casos se degradaban a mera falta. El conductor incurrió en varias infracciones graves, no fue un mero despiste", destaca el letrado de una de las familias, Juan Carlos Bernad. El abogado resalta también que la Audiencia reconoce el derecho al hermano de la fallecida a recibir una indemnización aunque sea mayor de edad y otorga la misma indemnización al padre y la madre de la víctima aunque estaban separados y ella residía con su progenitor cuando ocurrió la tragedia. "Esto no da ninguna alegría, pero al menos supone cierto reconocimiento. Esperemos que la sentencia ayude a que estos sucesos no queden impunes. La primera era muy injusta", señaló ayer Carmen Guillorme, madre de Amaia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No son pocos los paralelismos entre esta tragedia y la que acabó con la vida de dos niños en Basurto. En ambos, la misma juez titular del Juzgado de lo Penal nº 5 había estimado que la confusa señalización había propiciado los accidentes y los conductores responsables fueron condenados inicialmente a pagar una multa.

Los hechos

- 21-11-2003. Jorge Aldeiturriaga conduce 700 metros en sentido contrario hasta chocar con otro coche. Mueren tres de sus cinco ocupantes.

- 13-03-2008. El Juzgado de lo Penal número 5 de Bilbao condena al conductor a 900 euros de multa y un año de retirada de carné.

- 12-09-2008. La Audiencia de Vizcaya condena a Aldeiturriaga a dos años y seis meses por homicidio por imprudencia grave.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS