Aprobado un plan para reducir los interinos

El Consejo General del Poder Judicial aprobó ayer por unanimidad una batería de medidas de aplicación inmediata con las que persigue mejorar la calidad de la Justicia, según explicó Gabriela Bravo, portavoz del órgano. Es la reacción del Consejo a la masiva protesta que, bajo la sombra de la sanción de 1.500 euros impuesta al juez Rafael Tirado por el caso Mari Luz, mantuvieron los jueces el pasado día 21. En esa protesta los magistrados denunciaron la falta de medios y la sobrecarga de trabajo.

Las medidas aprobadas ayer consisten en mejorar la coordinación de programas informáticos, reducir el número de funcionarios interinos en los juzgados, potenciar la conciliación e intensificar la prevención de riesgos laborales. La portavoz del Consejo señaló que uno de los asuntos que requieren una urgente solución es la interconexión informática entre juzgados de distintas comunidades, ya que hay algunos programas que no están conectados por ser incompatibles. Otro objetivo es reducir la cifra de interinos en los juzgados, así como promover cursos de formación que les permitan llegar "preparados" a los juzgados.

El Consejo aprobó igualmente el informe que da el visto bueno al anteproyecto de ley del Gobierno para reforzar el papel de los secretarios judiciales y descargar de trabajo a los jueces. El informe destaca la magnitud de la reforma, que afecta a más de 900 artículos legales, aunque advierte de que, si las competencias de cada cual no quedan perfectamente delimitadas, podrían surgir "diferencias" entre magistrados y secretarios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS