La inversión en salud, antes que en vivienda y educación

A la espera que la consejera María Jesús Montero presente los presupuesto de Salud en el Parlamento la próxima semana, y con ello confirme que éstos van a crecer por debajo de la media general (un 2,77% frente al 3,8%), los usuarios ya han dictado sentencia. En el barómetro sanitario andaluz que ayer presentó Montero, ésta constató que lo prioritario para los andaluces es invertir en salud; un 41% lo cree así. Es decir, casi la mitad de los andaluces considera que el primer apartado en el que la Junta debe incrementar el gasto es en sanidad, por delante de vivienda (19%), educación (15%), atención a las personas mayores (12%) y desempleo (6%).

Con todo, y aunque no sea el gasto sanitario el que más va a crecer en los Presupuestos de la Junta para el próximo ejercicio, Montero defiende que Salud es la que se lleva, a la postre, la ración más grande de la tarta presupuestaria. Y de paso aseguró que, en ningún caso, la consejería tiene previsto recorte alguno -salvo en el apartado de gasto administrativo-, ni reducción de personal en ninguna de las áreas sanitarias como últimamente han denunciado los sindicatos que puede ocurrir en el Distrito Sanitario Aljarafe (Sevilla). Es más, la consejera comentó que en el próximo ejercicio se hará especial hincapié en la política de empleo. "Hemos diseñado un presupuesto para que la política de personal sea la que reciba el mayor incremento", dijo.

Por otra parte, no podía faltar en la abundancia de datos ofrecidos por el Barómetro presentado una alusión específica al tabaco. Sobre este tema los andaluces aparecen divididos, a partes iguales. Mientras un 47,3% apoya el endurecimiento de la ley, un 43,5% está en contra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS