Localizada la osa que hirió a un cazador en el Pirineo

El dispositivo desplegado para tratar de capturar a la osa Hvala, que el jueves hirió a un cazador cuando participaba en una cacería de jabalíes en la montaña de Portet, en el municipio de Les (Val d'Aran), permitió localizar al animal a primera hora de la tarde de ayer en un bosque próximo al lugar donde se produjo el ataque. Los ecologistas han anunciado que denunciarán las batidas por considerarlas ilegales e injustificadas.

En la búsqueda participaron unos 30 agentes rurales y técnicos de Medio Ambiente del Conselh Generau d'Aran y de la Generalitat, coordinados por un biólogo, con la ayuda de varios vehículos y un helicóptero. Los agentes lograron determinar la zona en la que se encuentra Hvala gracias a las señales que emite el chip abdominal subcutáneo que lleva la osa y que permite tenerla localizada en todo momento.

Más información

El principal objetivo de la operación es inmovilizar al animal y trasladarlo a un lugar alejado de los núcleos habitados del valle. "Queremos garantizar la seguridad de la población", dijo el Síndico de Aran, Francesc Boya. Sin embargo, la tarea no será fácil y es posible que la captura de la osa dure varios días. No se descarta que el animal pueda estar herido por alguno de los disparos para ahuyentarlo tras el ataque al cazador.

Cómo atraparla

Los especialistas aún no habían decidido ayer qué método utilizarán para atrapar a la osa. Los agentes rurales van provistos de escopetas con dardos tranquilizantes para dormir al plantígrado y, posteriormente, introducirlo en una jaula para trasladarlo a un centro especializado para someterlo a un examen veterinario y estudiar los motivos por los que atacó al cazador y si dicha agresión se debiera a que está herida. Algunos técnicos creen que la osa pudo sentirse acorralada por los perros de los cazadores. Si fallara el sistema anestesiante, se usaría algún tipo de trampa.

Hvala es una de las cuatro osas eslovenas liberadas en la primavera de 2006 por Francia cerca de la frontera con la Val d'Aran dentro del programa de reintroducción de la especie en los Pirineos. El ataque del jueves, el primero a una persona en los últimos 12 años, ha reabierto el debate sobre la presencia del oso en la zona entre ecologistas y colectivos de ganaderos y cazadores. Boya puntualizó que el dispositivo para capturar a la osa no es una batida porque en ella no participan cazadores y se realiza bajo la supervisión de un equipo técnico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción