Los empresarios reclaman que se agilicen las medidas de 'rescate'

Chaves exige a cajas y patronal que asuman su responsabilidad ante la crisis

"Reunión de liderazgo político y empresarial". Así definió ayer el presidente andaluz Manuel Chaves las tres horas de encierro con una veintena de empresarios, los cinco presidentes de las cajas de ahorro andaluzas y su gabinete económico para analizar la situación de crisis y las medidas adoptadas por los Gobiernos central y regional. "Generar confianza" y "exigir" a entidades financieras y empresas que cada cual asuma su papel ante la crisis fue la conclusión que trasladó Chaves tras el encuentro, asumiendo que las soluciones ante una crisis global deben ser también globales.

Empresas y familias aún no han notado las medidas del Gobierno

El presidente andaluz avanzó que estas reuniones podrán realizarse de forma periódica para mantener el análisis de la situación, de la aplicación de las medidas adoptadas y su posible corrección o adopción de otras. Asimismo, anunció que antes de final de año tiene previsto recibir un documento con medidas legislativas concretas para agilizar los trámites y procedimientos administrativos.

Frente a la valoración del encuentro por parte de Chaves, los empresarios plantearon una exigencia clara al Gobierno: "Entre la manifestación de la voluntad política y la aplicación de las medidas concretas hay un desfase que no se resuelve sin flexibilidad en la interpretación de la norma y agilidad para cambiarlas". Herrero dejó constancia de que las medidas adoptadas pueden ser válidas, pero se lamentó de su tardanza y advirtió de que aún no han llegado a las empresas ni a las familias, "ni siquiera a las entidades financieras".

"Si tras una norma hay un reglamento, siete informes, y la interpretación estricta de un funcionario la norma llegará a Semana Santa y no se habrá aplicado". Herrero añadió también la exigencia de que no se hagan "normas encorsetadas". "Las reuniones como ésta trasladan confianza pero esta confianza no puede verse frustrada por la falta de decisiones concretas que es lo que hace falta, que le llegue la gasolina a las empresas y a las familias", subrayó.

El presidente de la patronal hizo dos peticiones más. De un lado, que las medidas como la de apoyo financiero a las empresas viables con problemas coyunturales no se frustren con una dotación presupuestaria insuficiente -el Gobierno la ha dotado con 87 millones de euros-, ya que, según dijo "frustran más" y genera mayor desconfianza que el presupuesto no corresponda con la dimensión real del problema, que quedarse sin adoptar medidas.

De otro lado, Herrero pidió que no se introduzcan debates o políticas que "distraigan" de lo que realmente es el problema, y apuntó como ejemplo la apertura del debate sobre el agua.

Chaves explicó también que el tema de la liquidez en el sector financiero y empresarial había sido objeto de un dilatado debate. En este sentido, quiso aclarar que ayudar a la banca no es contradictorio con ayudar a las empresas y la familias y lo calificó "como el instrumento más importante que tenemos". Y añadió: "Las entidades tienen que asumir su responsabilidad para normalizar el crédito a empresas y familias".

Chaves también trasladó la coincidencia de todos los reunidos en que no se pueden establecer líneas divisorias entre los sectores tradicionales del modelo económico andaluz y los sectores emergentes, por lo que insistió en mantener los apoyos y la colaboración con todos ellos.

Por su parte, los representantes de las cinco cajas de ahorro andaluzas calificaron de positiva la reunión y demandaron una "alianza estratégica" entre el sector público, las empresas y el sistema financiero.

Tanto Antonio Pulido como Braulio Medel, presidentes de Cajasol y Unicaja, respectivamente, señalaron que el sector está en disposición para dar respuesta a la situación aunque indicaron que ahora es el momento de aportar propuestas concretas e indicaron que "nutrir de mayor normalidad la liquidez del sistema financiero", es el objetivo.

Pleno absoluto en la convocatoria

A la reunión convocada ayer por el presidente Chaves acudieron además de los seis consejeros del área económica del Gobierno andaluz y tres altos cargos del departamento de Economía y Hacienda y de Presidencia, los presidentes de las cinco cajas de ahorro andaluzas y 22 empresarios. Total: 39 personas, 37 hombres y dos mujeres, la viceconsejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo y la presidenta de las empresarias andaluzas, Ana Alonso.

El éxito de la convocatoria fue casi absoluto. Además de la representación institucional de Santiago Herrero como presidente de la CEA estuvieron los presidentes de la Corporación Tecnológica de Andalucía, de Andaluza de Tratamiento e Higiene, del Grupo Ángel Camacho, de Bogaris, Azvi, González Byass, Detea, Coosur, Mac Puar Corporación, Grupo Consentino, Ebro Puleva, Befesa, Glenton España, los grupos inmobiliarios Osuna, Sando, y Dolmen, los hoteleros Grupo El Fuerte, AC-Hoteles, Hoteles Playa y el grupo alimentario Covirán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50