Los socialistas condicionan su apoyo al PGOU de Marbella

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga) se mostró ayer dispuesto a dar su voto favorable al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, que actualmente negocian la Junta de Andalucía con la alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP). Sin embargo, puso una condición: que la regidora popular suspenda aquellas modificaciones del plan urbanístico "que han generado alarma vecinal". Se trata, entre otras, de la pretensión de la alcaldesa de legalizar urbanizaciones como Jardines de la Costa o Jardines del Príncipe, que el documento urbanístico, elaborado por el arquitecto Manuel González Fustegueras ha dejado fuera de ordenación y cuyo futuro la Junta exige que pase por los tribunales de justicia.

La portavoz municipal socialista Susana Radío mostró su "rechazo más absoluto a los cambios que lamentablemente ha introducido el Partido Popular, ya que favorecen los intereses de los promotores y perjudican los de los ciudadanos". Radío anunció que su grupo presentará alegaciones en la nueva fase de exposición pública del PGOU, posterior a la aprobación provisional. Además, pretende introducir una enmienda para que "se suspendan los cambios que contemplan la sustitución de uso público por comercial, residencial y hotelero".

Radío calificó de "ejercicio de demagogia" que Muñoz asegure que los compradores de las viviendas ilegales quedan eximidos de las cargas urbanísticas de la la legalización de sus casas. Por su parte, el edil Javier de Luis reconoció que "hay cambios en el Plan que son positivos, como la protección del alcornocal de La Mina".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS