Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Las ayudas de los Gobiernos

El FMI y varios bancos centrales preparan una ayuda a Islandia de 4.500 millones

Islandia puede convertirse en el primer país occidental en recibir ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 1976. El país ártico está negociando un plan de rescate liderado por el FMI y respaldado por diversos bancos centrales por importe de 6.000 millones de dólares (4.509 millones de euros).

El sistema bancario islandés sucumbió a principios de este mes a la crisis financiera mundial y las tres principales entidades del país, Kaupthing, Landsbanki y Glitnir, han sido nacionalizadas. La economía islandesa, además, está al borde de la bancarrota y su moneda, la corona, ha perdido la mitad de su valor desde principios de año y ha dejado de cotizarse en los mercados de divisas.

Aunque ayer los detalles de la medida no se habían hecho públicos, el diario Financial Times informaba en su edición digital de que el FMI se dispone a aportar unos 1.000 millones de dólares al plan. El resto se completará con la participación de los bancos centrales nórdicos y de Japón. Se desconoce si Rusia participará en el plan de rescate. La semana pasada, una delegación islandesa se desplazó a Moscú para negociar un préstamo que podría alcanzar los 4.000 millones de euros.

Según el citado diario, buena parte de las conversaciones se han centrado en las condiciones que el FMI impondrá para recibir la ayuda. Éstas se centran en tres áreas: el sector bancario, política fiscal y monetaria y tipo de cambio. En el primer aspecto, el FMI pide garantías de que se va a reestructurar el sector y de que se va a modificar la legislación para adaptarla a las prácticas bancarias internacionales, pero no impone una fecha para que el Estado islandés venda sus participaciones en los bancos nacionalizados.

En cuanto a la política fiscal, el FMI exige un plan restrictivo que compense el endeudamiento público, que se estima aumentará hasta el 100% del PIB. En cuanto a la corona, la divisa nacional, volverá a cotizar cuando sea practicable. El Fondo cree que, tras un periodo de nerviosismo a corto plazo, la moneda debería reforzarse a medida que el déficit por cuenta corriente del país descienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de octubre de 2008