Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de financiación dejará a Francia sin F-1 en 2009

El Gran Premio de Francia de Fórmula 1 no se disputará en 2009 por falta de un apoyo financiero suficiente, afirmó ayer el presidente de la Federación Francesa de Automovilismo (FFSA), Nicolas Deschaux, quien apostó por un circuito próximo a Euro Disney París para la edición de 2010.

De acuerdo con el calendario anunciado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), estaba previsto celebrar el Gran Premio de Francia el 28 de julio de 2009. Pero Deschaux apuntó que la federación francesa renunció a su papel de promotora de la prueba ante los problemas económicos. "En el caso de que no aparezca otro promotor, la carrera no podrá figurar en el calendario de la FIA", sentenció el directivo francés. Ya en esta temporada de 2008 la FFSA había amenazado con no organizar este gran premio, que finalmente se disputó en el circuito de Magny Cours, un trazado antiguo que no gusta al patrón de la F-1, Bernie Ecclestone.

Cerca de París

Francia busca otro lugar para disputar el gran premio en su territorio y la FFSA estudia media docena de proposiciones. De todas ellas, Deschaux aseguró que la que más le seduce es que se dispute cerca de Euro Disney. Esta opción, además, es la única posible para 2009, pero "siempre que encuentre financiación privada". Ese proyecto, bautizado como Val d'Europe, cuenta con el apoyo del ex campeón del mundo Alain Prost y del grupo empresarial Lagardère.

Ecclestone no ha ocultado nunca que le gustaría que el Gran Premio de Francia se disputara cerca de París, donde el éxito de público estaría asegurado.

La crisis de patrocinadores en Francia se inscribe en la crisis económica generalizada que afrontan los máximos responsables de la F-1. El presidente de la FIA, Max Mosley, y directivos de las diez escuderías que compiten estudiarán la próxima semana en Ginebra la posibilidad de llevar a cabo una drástica reducción de costes. Mosley ya ha advertido de que los actuales son "insostenibles".

Un informe elaborado por Formula Money señala que los propietarios de los equipos de F-1 invirtieron de forma combinada 1.170 millones de euros en 2008 tras la irrupción de la escudería india Vijay Mallya, una cantidad superior a los 1.070 millones gastados en 2007.

"Incluso antes de que existieran problemas financieros globales, los equipos gastaban más de lo que ingresaban", apuntó Mosley en documentos enviados a las escuderías publicados por The Times y verificados por la FIA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008