Reportaje:Fase clasificatoria para el Mundial de 2010

Cómo gestionar el éxito

Sacchi, que dirigió a dos 'balones de oro', considera que los egos en un equipo se controlan con la búsqueda constante de la perfección

"Es difícil manejar la derrota, pero a veces es más difícil manejar el éxito", proclama Arrigo Sacchi, que dirigió a finales de los ochenta a un Milan cargado de estrellas, dos de ellas premiadas con el Balón de Oro, Gullit en 1987 y Van Basten en 1988 y 1989, además de aspirantes como Baresi, Maldini, Rijkaard y Donadoni. "Lo importante es la madurez de los jugadores, que deben comprender que el colectivo mejora las individualidades", reflexiona. "Los españoles", añade, "deben mantener el orgullo por cómo ganaron la Eurocopa, que fue una publicidad del buen fútbol, y evitar los celos entre ellos. En el Milan, el liderazgo lo tenía el club y los futbolistas eran muy maduros pese a que, cuando ganamos la primera Liga, la edad media era de 25 años. Casi todos son ahora entrenadores. Creo que en la selección española pasa lo mismo".

Aquel Milan fue un ejemplo de prolongación del éxito. "Fueron cuatro años conmigo y cinco con Capello", recuerda Sacchi, para quien la clave fue aspirar siempre a la excelencia: "Una vez ganamos la Copa Intercontinental, vino Tassotti y me dijo: 'Somos los mejores del mundo'. Yo le respondí: 'Sólo hasta las dos de la madrugada', que fue cuando convoqué a mis colaboradores para hablarles de los errores del partido".

Para encontrar la perfección, España debe superar un peligro desconocido: el descontrol de los egos. La concesión del Balón de Oro, el 2 de diciembre, despierta suspicacias. El diario L'Équipe publicó una entrevista con Torres en la que el delantero del Liverpool afirma que hay "una campaña" en España para que Casillas gane el premio. Torres sólo acepta haber declarado que esperaba que todos los españoles partieran con las mismas condiciones. Casillas habló con Torres y recurrió a una broma para eliminar tensiones: "Todavía no hemos llegado a las manos". El portero del Madrid no cree tener posibilidades de ganar un trofeo que, en 51 ediciones, sólo ha conquistado un guardameta (el ruso Yashin, en 1963). Villa, por otra parte, está molesto por no estar entre los candidatos oficiosos: Cristiano Ronaldo, Messi, Xavi, Torres y Casillas. Y el seleccionador, Vicente del Bosque, descarta cualquier desbordamiento de egos, puesto que sus jugadores son "buenos chicos".

La intervención del entrenador debe ser en casos muy evidentes, como le sucedió al Barça tras ganar la Copa de Europa en 2006, defiende Gregorio Manzano, licenciado en Psicología y técnico del Mallorca. "Hay que diferenciar entre líderes como Eto'o y divos como Ronaldinho", considera. "No me parece mal que aparezcan los egos siempre que sea en beneficio del equipo", expone Manzano, que observa cierta "confusión" entre los españoles por saber "quién ha sido más partícipe de la Eurocopa". "Están dejándose querer, aunque no están maleados y supieron tratar muy bien la ausencia de Raúl de la selección", matiza.

El Balón de Oro, votado por todos los corresponsales de France Football, está ya concedido a Cristiano Ronaldo, piensa Sacchi, que, entre los españoles, prefiere a Torres: "Le dije a Florentino Pérez [ex presidente del Madrid] que le fichara, pero me dijo que no se podía por lo que suponía pasar del Atlético al Madrid. No creo que Torres vaya a crear problemas a la selección: es inteligente y juega sin presunción".

Torres ya es el jugador espñaol más famoso en Internet (lalistaWIP)

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50