Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol no quiere mofas del Papa en 'Polònia'

El ex presidente riñe al periodista Toni Soler por ridiculizar al Pontífice

Jordi Pujol pretendía tener un debate sereno con el periodista Toni Soler, director del programa humorístico Polònia, sobre la imagen de los políticos y la influencia que ejercen espacios como el suyo en la formación de opinión en la sociedad. Un desayuno ayer en un hotel de Barcelona sirvió para que cada uno de ellos expusiera su visión. Pero la cosa se torció al final, cuando el ex presidente afeó a Soler por la "ridiculización" del papa Benedicto XVI.

Jordi Pujol. "¿Por qué metéis al Papa si queréis hacer una sátira política? Os critico duramente porque es una concesión a la facilidad. Sabéis que no protestará, pero ninguno de vosotros se atreverá a hacer ni media insinuación contra un musulmán ni contra el dios de los judíos, ni lo tenéis que hacer. Es injusto. Este Papa no es este imbécil que presentáis".

Toni Soler. "Bueno, pero José Montilla tampoco es ese imbécil que presentamos".

Jordi Pujol. "¿Pero no hacéis crítica política? Pues Montilla, Mas y Carod sí que salen, pero el Papa no sé por qué tiene que salir y con una ridiculización tan absoluta. Os advierto de que en Europa la gente de izquierdas no ridiculiza al Papa actual ¿eh?

Toni Soler. "El programa no pretende erigirse en juez de los personajes públicos en función de quién lo hace peor o mejor, sino hacer una parodia transversal, buscar la parte más grotesca y exagerarla hasta el máximo, sin hacer distinción de colores políticos o ideológicos.

Jordi Pujol. "No es que el Papa no se merezca la parodia, sino que simplemente no toca".

Toni Soler. "No se pregunte por qué metemos al Papa en política, pregúntese por qué el Papa se mete en política. Quizá entonces entenderá por qué el Papa es un personaje que cabe en Polònia.

Jordi Pujol. "¿Y por qué no os metéis con los musulmanes?".

Toni Soler. "Ya salió una vez un musulmán. No lo haremos cada semana porque la presencia de la Iglesia católica y del islam en Cataluña evidentemente no es la misma, sería desproporcionado".

Al final, el periodista admitió que quizá el Papa aparecía como un personaje demasiado histriónico. "Es un programa serio, excepto en esto", replicó Pujol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2008