Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio del suelo cae un 7,8% y alcanza valores de 2005

La falta de liquidez del suelo sigue lastrando las compraventas de terrenos y arrastrando los precios hasta precios de varios años atrás. Según el Ministerio de Vivienda, entre los meses de abril y junio se cerraron 7.956 transacciones de suelo, un 38,1% menos que en el mismo trimestre de 2007. Esta caída se vio trasladada de inmediato a los precios. A pesar de que en comparación con el primer trimestre los valores se incrementaron un 3,1%, en los doce últimos meses los solares llevan un descenso acumulado del 7,8%. En términos reales (descontada la inflación), la bajada es del 12,7%.

Los precios del suelo aterrizaron antes que los de la vivienda. De hecho, las estadísticas oficiales todavía no han recogido las caídas que los empresarios ya admiten. En pleno boom inmobiliario, los valores de los terrenos crecían a ritmos casi vertiginosos. En el primer trimestre de 2005, por ejemplo, la variación interanual era del 25%. Dos años después ya lo hacían sólo un 5%, y en el último trimestre del año pasado empezaron a ceder.

Fuentes del sector precisaron que la estadística debería diferenciar entre suelo destinado a vivienda protegida y libre, así como el urbanizado, que se mantiene estable, y el urbanizable, que está experimentando caídas mucho más elevadas. El precio medio se situó en el segundo trimestre en 258,8 euros por metro cuadrado, frente a los 280,6 euros de hace un año.

La Comunidad de Madrid y Aragón fueron las dos que más acusaron el descenso, con un desplome de alrededor del 20%. Las mismas fuentes apuntaron que la bajada de Aragón puede deberse tanto a la gran disponibilidad de suelo como a la existencia de amplias bolsas de terrenos para vivienda pública. El suelo de esta comunidad regresa a valores anteriores a 2004. Les siguen Cataluña y la Comunidad Valenciana, donde cedieron más de un 10%. Algunas provincias de Castilla y León (Burgos, León y Zamora) también sufrieron grandes retrocesos, por encima del 20%.

Las transacciones de suelo cayeron un 38,1%, aunque en comunidades como Cataluña o la Comunidad Valenciana lo hicieron más de la mitad. Pero el desplome es mucho mayor si se compara con la época del boom inmobiliario. En el segundo trimestre del año 2004, por ejemplo, se registraron más de 23.000 transacciones, frente a las casi 8.000 de este año. Comparándolo con las transacciones efectuadas entre abril y junio de este año, arroja un descenso de cerca del 65%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de septiembre de 2008