Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Segunda jornada de la liga

Vértigo

El Barça no arranca después de empatar en el Camp Nou contra el Racing - El Madrid derrota al Numancia en Chamartín tras un partido volcánico (4-3) - El Espanyol es el líder tras ganar en Huelva

Los dos grandes del fútbol español son tan antagónicos que podrían jugar en una misma cancha y no encontrarse durante el partido. Los azulgrana se despliegan a lo ancho del campo mientras que los blancos lo hacen a lo largo. Los encuentros del Madrid se resuelven en las áreas, y de ahí que sean emocionantes y con goles. Ayer le remontó dos veces el marcador al Numancia con un fútbol de vértigo y pegada y, finiquitada la contienda, se dio a la bartola ante la rechifla de la hinchada, que temió por el empate tras contar tres tantos en la meta de Casillas. Al final, sin embargo, apenas cuenta la formación que cante Schuster porque el equipo se explica siempre por el resultado.

Nada que ver con cuanto ocurre en el Barça, que está en punto muerto. Los partidos empiezan por las alineaciones, muy cambiantes, cosa lógica si se tiene en cuenta que Guardiola acaba de sentarse en el banquillo y tiene que armar un equipo sin Deco ni Ronaldinho. Así las cosas, el entrenador ha optado por empezar con el abc del Camp Nou: el juego de posición, los extremos abiertos y una alta velocidad de balón. Y nadie conoce mejor el libro de estilo azulgrana que la cantera. Hasta ocho futbolistas formados en el Miniestadi se juntaron en el Camp Nou ante el Racing. Jugó bien el Barça y, sin embargo, no pasó del empate porque se alejó de las porterías. El marcador compromete a los azulgrana: sólo han marcado un gol y de penalti en dos partidos y no protagonizaban un peor arranque desde 1973-74. Una situación también de vértigo. Guardiola, sin embargo, merece tiempo. El problema es que la afición ha sometido a Laporta a un marcaje sin concesiones.

A partir de vías distintas y con resultados diferentes, Barcelona y Madrid han ofrecido en cualquier caso dudas suficientes ante rivales menores para no descartar una tercera vía, incluso tras la caída del Atlético y el empate del Valencia, circunstancias que explicarían el liderato del Espanyol, al que le han alcanzado tres remates entre los tres palos para marcar dos goles y sumar seis puntos. La ley de la efectividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de septiembre de 2008