Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fase clasificatoria para el Mundial 2010

El Getafe se queda también sin Abbondanzieri

Buenos Aires / Viena

Jacobo Sanz tendrá trabajo. El tercer portero del Getafe ocupará la primera plaza bajo los palos mientras Roberto Abbondanzieri permanezca de baja. Por lo visto ayer cuando retiraban a Abbondanzieri en camilla del estadio Monumental de Buenos Aires, paralizado por el dolor, cubriéndose el rostro para que nadie le viese llorar, su suplente dispondrá de mucho tiempo para aclimatarse a las nuevas responsabilidades. El portero de la selección argentina sufrió una lesión de rodilla que le dejó inmóvil. Fue en la acción que decidió el partido. En los primeros minutos del duelo de Argentina y Paraguay por la clasificación mundialista. Heinze midió mal una salida, el balón le botó en la espalda y Abbondanzieri no reaccionó. El paraguayo Nelson Valdez se lanzó con ímpetu a buscar el disparo, Abbondanzieri fue a tapar y Heinze a chocar. En su intento por obstruir al rival, Heinze impactó contra su portero y lo lesionó.

Las convocatorias de Argentina han dejado al Getafe sin sus dos porteros. Jacobo Sanz llegó al Getafe este verano, procedente del Valladolid, para ocupar el puesto de portero suplente que dejó vacante Ustari cuando se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda durante los Juegos Olímpicos. El meta de la selección olímpica argentina estará ocho meses de baja. No volverá a estar disponible hasta que falte un mes para el fin de la temporada.

Argentina no pasó del empate (1-1) contra una sólida selección de Paraguay. Sólo la salida de Agüero, en la segunda parte, permitió al equipo de Basile recuperar la iniciativa con un hombre menos por la expulsión de Tévez. Los argentinos tuvieron dificultades. Pero exhibieron recursos esperanzadores.

Francia, goleada

No se puede decir lo mismo de Francia, que fue goleada por Austria (3-1) y encara el Mundial de Sudáfrica en estado crítico. Tras el fracaso de la Eurocopa, el equipo de Doménech está sumido en un penoso tránsito de renovación generacional. Al frente de un puñado de jóvenes sin jerarquía sólo queda Henry para dar testimonio de un tiempo finiquitado.

Aufhauser y Pogatez pusieron a Francia en aprietos con dos cabezazos a la salida de dos tiros libres. Dos goles. Un abismo para Francia, que carece de creatividad. Austria no cuenta con nuevos jugadores. Es el mismo equipo de la Eurocopa, fuerte y disciplinado. Pero sí con un nuevo experto en el banquillo. Karel Brückner, el ex técnico de la República Checa, es el responsable de aprovechar al máximo las piezas limitadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de septiembre de 2008