Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La nueva 'marca' de RTVE

Majadahonda, Madrid

No entiendo la sustitución de la imagen corporativa de RTVE. Sí apoyaría una renovación de los contenidos de la radio y televisión públicas que la diferencien de una vez de las privadas y la libren de la tele y radiobasura. Lo de cambiar los logotipos o las sintonías y no renovar ni evolucionar en los productos que se ofrecen, me parece una frivolidad. Creo además que eliminar de un plumazo una imagen que ha sobrevivido más de 40 años, que es un sello de identidad de la televisión estatal de España, es un gran error y hasta un atentado al patrimonio visual de nuestro país.

El diseño corporativo, la marca, es una especie de "firma" inimitable. Es la bandera de una empresa, y RTVE la tenía. Ahora desaparece de la noche a la mañana sin saber muy bien con qué objetivos, y se sustituye además por una grafía que parece la de una línea de productos de belleza, blanda y tenue. ¿Por qué hay que destruir una marca, un logotipo que no sólo representa a la radiotelevisión de España en nuestro país, sino en todo el mundo?

Nuestra radio y televisión de Estado, precisamente por su carácter público, debería conservar su propia imagen, porque no debe estar expuesta a los vaivenes temporales de regímenes ni políticas. Además, dentro de poco ya no será ni siquiera lo que era: desaparecerán sus edificios emblemáticos, que lo son, como Torrespaña, y arrasarán por capricho Prado del Rey. En el fondo es hasta lógico, porque han matado una leyenda radiotelevisiva que, con sus grandes limitaciones y defectos, pero con sus grandes logros, ha habitado allí. La justificación es la supuesta renovación e impulso a un gran grupo de comunicación que no se ven por ninguna parte.

Sólo hay que echar un vistazo a la "nueva" programación de RNE y TVE. Han sacrificado a su personal más cualificado y ahora hay que romper las fotos antiguas, no sea que alguien diga que la radio y televisión que se hacían antes en el Ente Público eran mejores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de septiembre de 2008