Reyertas de madrugada, carreras de día

Una trifulca dos horas antes de los encierros de 'Sanse' se salda con siete detenidos

Era la última madrugada de las fiestas de San Sebastián de los Reyes. A las cinco y media se deja de vender alcohol en el recinto ferial. A las ocho comienzan los encierros. En los de ayer corrieron 3.500 personas, según el Ayuntamiento. Un millar más que cualquiera de los días anteriores. Fue un encierro rápido, agrupado, en el que resultaron heridas leves seis personas. Pero dos horas antes, cerca de la plaza de toros, una batalla campal se adueñaba de las calles. Decenas de personas incendiaban contenedores, arrancaban papeleras y rompían cristaleras. Siete de ellos fueron detenidos.

Más información
La noche antes del último encierro de 'Sanse'

Fue poco después de que cerraran las casetas del ferial. Cerca de 25 personas salían del recinto, según fuentes municipales en evidente estado de embriaguez. Empezaron a armar gresca en la calle, entre el área de peñas y la plaza de toros, sobre las 5.45, y se inició una pelea multitudinaria, según explicó el concejal de Seguridad del municipio, Jorge Calderón. La Policía Local, que tiene un despliegue de 130 efectivos en los encierros, se acercó hasta el lugar. Los vándalos, que habían arrancado papeleras, no se amedrentaron con la presencia de los agentes. Continuaron lanzando papeleras a la calle y quemaron unos contenedores.

La Policía Nacional comenzó a detener a los gamberros, aunque muchos huyeron. Siete personas pasaron por el cuartelillo durante la mañana de ayer. La Jefatura Superior de Policía de Madrid no informó de si entre ellos había o no menores ni de si habían sido puestos en libertad a lo largo de la mañana. En su huida, varias personas la emprendieron contra la cristalera de la boca del metro más próxima. Quedó hecha añicos.

A las ocho de la mañana, ajeno a la reyerta acaecida apenas dos horas antes, tronó el chupinazo. Los toros entraron en la manga y arrancó la carrera más multitudinaria de los encierros de Sanse en 2008. El balance de los ocho encierros de este año es de 61 contusionados leves y dos heridos por asta de toro, ambos durante el encierro del pasado viernes, que continúan en observación en el hospital Infanta Sofía de la localidad. Tras la última carrera delante de los toros, la basura chamuscada y los cristales rotos eran los únicos vestigios de la trifulca.

Los primeros corredores entran en la plaza de toros en el último encierro, ayer, de las fiestas de San Sebastián de los Reyes.
Los primeros corredores entran en la plaza de toros en el último encierro, ayer, de las fiestas de San Sebastián de los Reyes.SANTI BURGOS
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS