Catástrofe aérea en Madrid

Familias de dos víctimas reciben cambiados los cadáveres de sus allegados

El juez que investiga el accidente del avión de Spanair, Juan Javier Pérez, abrió ayer una investigación para aclarar qué falló para que las familias de dos víctimas recibieran intercambiadas las urnas funerarias que contenían los restos de sus allegados.

Fuentes jurídicas explicaron que ambas víctimas estaban plenamente identificadas y con sus respectivos números. Y que el error se produjo cuando empleados de la funeraria entregaron a la familia de una fallecida una urna con el número de víctima que correspondía a otra.

En una de las urnas iba el cuerpo identificado con el número 134, que contenía los restos de una mujer de nacionalidad francesa que iba a ser trasladada ayer mismo a su país. Sin embargo, por error, se entregó esta urna a los familiares de una víctima española que había sido identificada con el número 104. Ello permitió que las familias salieran del cementerio de La Almudena con sendas urnas equivocadas. "Ha sido un lapsus que se ha subsanado en menos de tres horas", señalaron ayer las citadas fuentes jurídicas, que no precisaron cómo se había descubierto la equivocación.

Más información

La familia de la ciudadana francesa fue alertada del error cuando realizaba gestiones con el consulado francés en Madrid para viajar a su país con los restos del que creían su allegado. Los funcionarios judiciales avisaron de inmediato a ambas familias y corrigieron el error horas después. En ese momento, el cadáver de la ciudadana francesa ya estaba incinerado.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid reiteró ayer la fiabilidad de las identificaciones de los fallecidos y precisó que "la incidencia, ya subsanada, se había producido en el operativo desplegado para entregar los restos mortales de las víctimas a sus respectivos familiares".

Ya hay un juez de apoyo

Los forenses habían verificado hasta ayer la identidad de 130 de los 154 fallecidos. El Juzgado instructor del accidente tiene desplazados en el cementerio de La Almudena a dos funcionarios que se encargan de agilizar los traslados de los cadáveres a sus lugares de origen.

Por otro lado, en el Juzgado de Instrucción 11 de la plaza de Castilla, que es el que investiga desde el día 20 el siniestro del avión de Spanair, se está acondicionando ya una sala para acoger al juez de apoyo con que contará este órgano. La idea es liberar del reparto normal de asuntos al juez Pérez para que se dedique en exclusiva a la investigación del accidente, según ha explicado el juez decano de Madrid, José Luis González.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50