Reportaje:

Córdoba se refugia en la noche

Un programa anima las noches del verano con actividades culturales

Ni un alma recorre las calles de Córdoba a las cuatro de la tarde. Es verano y el calor aprieta. Pero, cuando la tarde muere y la noche empieza a nacer, la ciudad parece que recupera la vida. Las plazas y terrazas se llenan y es el mejor momento para descubrir los rincones más bellos del casco histórico. Córdoba se refugia entonces en su noche.

El consorcio de turismo de la ciudad intenta desde hace cinco años sacarle partido a ese ambiente nocturno tan particular de la época estival. Durante los meses de junio, julio y agosto la capital y parte de la provincia tienen sus Noches de embrujo. "Se trata de un programa con una oferta muy variada", señala Federico Rodríguez, gerente del consorcio: "Hay muchísimas actividades de ocio cultural: teatro, flamenco, paseos guiados, espectáculos ecuestres y todo en algunos lugares incomparables". Porque si es importante qué se puede ver no lo es menos dónde se disfruta. La mayoría de actividades se desarrollan en el casco histórico en lugares como el Alcázar de los Reyes Cristianos o los típicos patios. "Todo tiene un encanto que transmite embrujo", señala Rodríguez.

Éste es el quinto año de existencia de este programa y, según Rodríguez, en este tiempo se han conseguido aumentar un 50% las pernoctaciones de turistas durante los meses de julio y agosto. "El problema de todas las ciudades monumentales es que el tiempo de estancia media es menor en comparación con las zonas costeras", apunta el responsable del consorcio de turismo. Y lo que se pretende con este tipo de actividades es aumentar el número de noches que los visitantes pasan en la ciudad. Además, este año la nueva línea de alta velocidad que une Córdoba y Málaga en poco más de una hora también se ve desde la ciudad califal como una oportunidad para atraer a los turistas de la costa.

Espectáculo ecuestre. Una de las actividades nocturnas que mejor está funcionando este año, según señala Rodríguez, es el montaje Pasión y duende del caballo andaluz. Este espectáculo ecuestre se desarrolla en las caballerizas del Alcázar de los Reyes Cristianos, donde, según algunos historiadores, nació el caballo PRE (Pura Raza Española).

Otra de las ofertas con tirón entre los turistas son los paseos por el casco histórico durante las noches de verano. Son guiados y duran alrededor de dos horas. El recorrido finaliza en una de las tabernas típicas de la ciudad.

Además, aunque parezca imposible, en la ciudad todavía sobreviven varios cines de verano. Se trata en algunos casos de jugosos solares que han conseguido sortear la especulación y la fiebre del ladrillo. Durante el verano ofrecen películas el cine Coliseo de San Andrés, Delicias, Fuenseca, Olimpia y el de la plaza de toros.

El Alcázar de los Reyes Cristianos es el espacio elegido también para la celebración del Festival de Arte Flamenco del Casco Histórico. Cantaores, bailaores y guitarristas locales han estado durante las noches de verano ofreciendo recitales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50