Necrológica:Perfil
i

Juan Alonso del Real, escritor y periodista

Fue articulista y autor de libros históricos y obras de teatro

Había instalado su punto de observación en una esquina de la barra de caoba de Casa Palacios. En la vieja tasca sevillana fundada en 1926, a la sombra de la Expo del 29, Juan Alonso del Real Montes (Madrid, 1951) observaba a la parroquia. Pocos sabían que le servirían de inspiración para crear los personajes secundarios que acompañarían al Capitán Alonso de Contreras en sus correrías y matanzas por el Mediterráneo del siglo XVII.

El libro Alonso (Guillén) Contreras, soldado y corsario, de Juan Alonso del Real (Trama Editorial, 2001), fue la obra más ambiciosa de las tres que escribió este madrileño afincado en Sevilla desde hace tres décadas y que falleció el pasado viernes 22. Las otras son Romances y ripios y Beowulf. El señor de la guerra. Gran amante del teatro, adaptó obras como El sueño de una noche de verano, y escribió otras como Viaje a la luna de Cyrano de Bergerac. Fue también articulista y colaboró en las páginas de la edición Andalucía de EL PAÍS.

Las andanzas de Alonso de Contreras, soldado, corsario y capitán por fin de la Orden de San Juan de Malta, habían seducido desde la niñez a Juan Alonso del Real. Lector voraz, amante de los clásicos, él mismo se identificaba de alguna manera con el aventurero al que biografió, tomando como base el libro escrito por el propio Contreras, Vida de este capitán.

Como aquél, Juan Alonso del Real navegó por el Mediterráneo y ejerció los más variados oficios, tras dejar inconclusa la carrera de Medicina: desde carpintero a propietario de bares y tascas o ayudante de cirujano de toreros.

Juan Alonso decía a este periódico en octubre de 2001, cuando apareció su libro, que algo debió de pegársele del Capitán Contreras: "Parece ser que es un antepasado de mi familia". La biografía novelada de este curioso personaje está escrita en castellano antiguo, pero inteligible para el público actual. Decía Juan Alonso al presentarlo que "el lenguaje de Alonso de Contreras no se parece en nada al de Quevedo o Lope de Vega, que eran hombres cultos. Contreras es un hombre de la calle, muy representativo de su época".

El Capitán Contreras sirvió de inspiración, entre otros, a Arturo Pérez-Reverte a la hora de crear a su Capitán Alatriste, aunque, como señaló Alonso del Real al presentar su propia obra, hay algunas diferencias importantes, amén de que uno es un personaje real y otro de ficción: "Alatriste es más sutil; soluciona misterios. Contreras va más a lo bestia y, si tiene que ahorcar a un tío, lo ahorca".

En los últimos años, conforme una larga enfermedad le iba minando las fuerzas, Juan Alonso se acodaba en la barra de caoba de Casa Palacios y observaba al personal. Muchos de los clientes asiduos, la inmensa mayoría amigos suyos, quedarían retratados en las páginas que escribía sobre el Capitán Contreras. Una biografía llena de sentido del humor y de escabechinas. El propio autor recoge en la dedicatoria a su inseparable compañera Nieves Ursa: "Gracias a ella, hemos podido matar a tanta gente".

Pero el verdadero Juan Alonso del Real era incapaz de matar una mosca; al contrario, representaba al intelectual bohemio, bonachón y libertario que tan sólo sabía disparar dardos verbales. Aunque en ocasiones le habría gustado manejar la herrusca del Capitán Contreras para sacudirse a sablazos a cuanto reaccionario y retrógrado se cruzaba en su camino.

Juan Alonso del Real.
Juan Alonso del Real.GARCÍA CORDERO

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 25 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50