Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cámaras para "espantar" a proxenetas

El Ayuntamiento de Sevilla quiere acabar con la prostitución en sus calles, aunque todavía no ha tomado la decisión definitiva sobre los métodos que empleará para combatir esta práctica. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, abogó ayer abiertamente por "colocar" cámaras de vigilancia en las calles, en contra de la opinión de sus socios de gobierno, de IU, para "espantar" a los proxenetas, "perseguir" a las prostitutas y "sancionar" a los clientes. "Es lo más fácil para espantar a quienes explotan a las prostitutas y los prostitutos. ¿Será esa solución? Creo que sí, pero espero alcanzar el consenso con los afectados", dijo.

El alcalde expresó ayer su intención meses después de que el gobierno local, del PSOE e IU, no incorporase en la nueva ordenanza antivandálica, como inicialmente tenía previsto, medidas para perseguir la prostitución en las calles, especialmente en las zonas donde se ejerce este oficio: Huerta del Pilar y Santo Domingo de la Calzada, en Nervión; Sevilla Este y Alameda de Hércules.

La normativa local tenía previsto actuar siempre contra el cliente con sanciones que podían llegar a 3.000 euros, al tiempo que los agentes policiales facilitarían información y ayuda a las prostitutas.

"Lo sacamos de la ordenanza porque es necesario que tenga una normativa propia por la sensibilidad y la importancia que tiene este asunto sobre el que debemos alcanzar un consenso necesario con todos los afectados", explicó el alcalde.

Vecinos y comerciantes de las zonas afectadas apoyaron ayer esta medida, según informó Europa Press. El presidente de los comerciantes del centro, Enrique Arias, ofreció su respaldo a esta medida. De igual manera, el secretario de la Asociación de Vecinos Jardines de la Buhaira, Julio del Junco, tildó de "tremendamente positiva" la instalación de cámaras para disuadir a los clientes, aunque criticó que el alcalde "aún no haya ofrecido ninguna solución hasta el momento". "Estamos totalmente de acuerdo porque tendría un efecto disuasorio y todo lo que sea poner soluciones a este asunto será bien visto por los vecinos", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de agosto de 2008