Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:PEKÍN 2008 | Ciclismo en pista

El instinto como única táctica

Esta vez no ha habido táctica. O, mejor dicho, la táctica ha sido decir "hoy nos dejamos llevar por el instinto". Y ha salido bien. Le dije a Walter [Pérez, compañero de Juan Curuchet] que, cuando creyera que había llegado el momento, se fuera volando. De haber elegido una táctica, que es algo que casi siempre hacemos, no habría sido ésa. La táctica acabó marcándola la carrera y la fuimos modificando vuelta tras vuelta. Había que tener cuidado con los belgas y estar atentos a los australianos para que no se escaparan. Hemos tenido suerte: hay que reconocerlo. En una carrera en la que los primeros consiguen ocho puntos, los segundos siete y los terceros seis, tiene que haber una pizca de suerte. Sabíamos que estábamos entre las diez parejas que luchaban por una medalla, pero de allí a que fuera de oro... A medida que seguía la carrera, les dije a los chicos que ya no podíamos conformarnos con un bronce.

Aparte de la suerte, lo que ha marcado la diferencia, lo que nos ha permitido superar a España, es conseguir coger una vuelta de ventaja nada más empezar. Llaneras y Tauler, en cambio, se han desgastado más para conseguirla. Han tardado unas treinta vueltas. Eso nos ha dado una gran ventaja: nos ha permitido controlar el grupo desde el principio. Prueba de ello es que hemos batido el récord mundial de velocidad media en una prueba de madison: 56 kilómetros por hora.

Me alegro por Curuchet. Tiene 43 años y disputó sus primeros Juegos en Los Ángeles 1984. De eso hace ya una eternidad. 43 años empiezan a ser muchos, lo serían también para Llaneras (39). Pero en el ciclismo en pista lo que cuenta es la experiencia: hay que saber distribuir las fuerzas a lo largo de una hora, no de uno, dos, tres o cuatro minutos. Y cuantos más años tengas, mejor lo haces. Los británicos eran los favoritos. Tenían a la mejor pareja: Mark Cavendish, que ha ganado cuatro etapas en el Tour, y Bradley Wiggins, que ha ganado cuatro medallas olímpicas en pista (sin contar las de Pekín), pero entre los dos no suman más de cincuenta años. Eso se paga y, de hecho, acabaron los novenos.

Hay otro detalle que nos ha ayudado a ganar el oro: la ausencia de Carles Torrent -sin quitar nada a Tauler, por supuesto-, que se fracturó el fémur hace dos meses y no ha podido participar. Eso ha impedido a España hacerse con el oro.

.

Giovanni Lombardi es director técnico de la selección argentina de ciclismo. Fue oro en Barcelona 1992 en pista

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de agosto de 2008