Crónica:Gran Premio de la República ChecaCrónica
i

Rossi se queda solo

Elías es segundo, Stoner se cae y Pedrosa destripa a Michelin, que hunde a sus pilotos

Como doctor honoris causa en Comunicación que es por la Universidad de Urbino, Valentino Rossi siempre agradece los regalos que recibe. Aunque se los hagan en la pista, vengan de sus rivales y no los necesite tratándose del mejor motociclista de la historia. Si hace tres semanas, en Laguna Seca, el italiano tuvo que vaciarse para arrancar la victoria a Casey Stoner, ayer, en el Automotodrom de Brno, un escenario que invitaba a otra jarana de alto voltaje, Rossi tuvo una de sus carreras más plácidas, un agradable paseo en moto que le reportó su quinto triunfo de la temporada. Entre las ansias de Stoner, que iba líder y se cayó solo cuando la carrera recuperaba el pulso (séptima vuelta), y la incompetencia de Michelin, que de antemano había condenado a sus pilotos, se encontró al frente del pelotón con 12 segundos de ventaja y, evidentemente, lo aprovechó para darle un mordisco al Mundial que puede ser definitivo. Faltan seis citas para que el telón caiga en Valencia, pero la victoria que se apuntó ayer le allana mucho el camino para recuperar el título, pues le coloca con dos carreras de ventaja (50 puntos) sobre Stoner. Una lástima que Dani Pedrosa (a 65 puntos) y Jorge Lorenzo ya no cuenten para nada, hundidos como están todos los pilotos de Michelin porque al suministrador francés, el más laureado en MotoGP, se le ha olvidado fabricar neumáticos.

Más información

"Los neumáticos han sido un desastre. En mi vida había sentido tanta vergüenza como en esta carrera", reconoció Pedrosa, que terminó el penúltimo, a más de un minuto y medio de Rossi y sólo un segundo por delante de Randy de Puniet, que se cayó, recuperó la moto y casi le alcanza. "Y lo peor de todo es que no reconocen los errores y, además, son arrogantes. No aceptan que tienen un problema", prosiguió el español, al que ayer se le llevaban los demonios. "Que no puedas llegar al final de la carrera con unas mínimas medidas de seguridad es intolerable", zanjó Pedrosa, que hoy se entrenará en Brno y puede que amplíe un día más las pruebas.

Mucho más contento se exhibió Toni Elías, que, tras realizar un auténtico eslalon, cruzó la meta segundo. "Al fin, ha llegado material nuevo que me permite disfrutar encima de la moto", aseguró el de Ducati, a quien el podio de ayer (el tercero en MotoGP) le puede abrir alguna puerta para poder seguir otro año más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50