Entrevista:JAVIER MERCHÁN | Dueño de una empresa de ingeniería

"Me he quedado colgado"

Javier Merchán es el dueño de una empresa malagueña de ingeniería, proyectos y mantenimiento. Le encargaron la instalación eléctrica del nuevo edificio de Martinsa-Fadesa en la avenida de Rosa María García Ascot, en Málaga capital. Ya había hecho el mismo trabajo de subcontrata en el local de la empresa en Granada, sin ningún problema. Pero una mañana se acercó a la cafetería en la que desayuna cada día y se encontró con una noticia que le puso el corazón en un puño: la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa.

Merchán corrió a ponerse en contacto con quien le había encargado la obra. Malas noticias: iba a cobrar con un pagaré, que recibió a los pocos días, aunque no consiguió cobrar a la primera. La factura ascendía a 8.500 euros.

Más información
La indeseada herencia de Martinsa-Fadesa

La segunda vez Javier Merchán sí tuvo más éxito, pero le endosaron unos gastos de devolución de unos 500 euros que ha tenido que sufragar de su propio bolsillo.

Además, en el mismo edificio de Martinsa-Fadesa, la empresa de Merchán instaló las luces de emergencia, por un total de 8.300 euros. El pagaré que le dieron para dicho trabajo le vence el 30 de septiembre, y el empresario no tiene mucha esperanza de que vaya a cobrarlo. "Por lo que veo, me he quedado colgado", dice resignado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan Diego Quesada

Es el corresponsal de Colombia, Venezuela y la región andina. Fue miembro fundador de EL PAÍS América en 2013, en la sede de México. Después pasó por la sección de Internacional, donde fue enviado especial a Irak, Filipinas y los Balcanes. Más tarde escribió reportajes en Madrid, ciudad desde la que cubrió la pandemia de covid-19.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS