Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Anacleta, 'agenta' secreta

Desde la inauguración de los Juegos, en las dos cadenas de TVE se ha mencionado por lo menos en cinco ocasiones la obra de Confucio, las Anacletas.

¿Por qué suceden estos errores? Quien lee lo suficiente termina por conocer las analectas españolas, o bien la obra de Confucio. Si uno lee despacio, lee correctamente. Cuando uno duda debe consultar. Hasta Wikipedia hubiera servido en este caso. Pero tras un error ya hecho deben existir controles. No me parece nada bien que las Anacletas sigan rondando en las sucesivas ediciones de las noticias. Al margen de cómo quedamos ante nuestros convecinos chinos.

Nuestros hijos no leen porque nosotros no leemos. ¿Cómo aprenden, entonces? Escuela aparte, con los medios de comunicación. Parece deseable que sepan que "agente" y "miembro" son invariables, o que no construyan frases como "salvar con vida a los heridos", ejemplos de barbaridades en los medios. Hasta sería deseable que a un porcentaje de nuestros hijos les sonaran las analectas (palabra culta, que las hay). Pero se lee poco, se lee rápido, se lee mal y, por consiguiente, se habla y se escribe cada vez peor.

En la inauguración de los Juegos, a los atletas les recordaron que constituían un modelo para los jóvenes del mundo entero. Bueno sería reflexionar sobre qué modelo de expresión queremos dar a nuestros hijos en los medios de comunicación. Que España está a la cola de Europa en índices de lectura e idiomas es algo ya sabido. Es un farolillo rojo que a buen seguro nos impide sacar pecho en esta ocasión, y además usar el español con corrección. Termino con una cita de Confucio: "Leer sin meditar es una ocupación inútil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de agosto de 2008