Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elche se prepara para quemar en la Nit de l'Albà más de 17.000 kilos de pólvora

Los ilicitanos quemarán esta noche unos 17.000 kilos de pólvora netos con el lanzamiento de todo tipo de material pirotécnico en la Nit de l'Albà; la noche que se hace día iluminada por los fuegos artificiales. A partir de las 23.15 se disparan desde todos los tejados de los edificios, especialmente en el círculo que rodea la Basílica de Santa María, miles de castillos y cohetes en honor de la patrona, la Virgen de la Asunción. El lanzamiento es espontáneo y particular, aunque el Ayuntamiento se encarga de la parte final, el disparo de la llamada palmera de la Virgen. Desde el campanario de la basílica, cinco minutos antes de la medianoche, en medio del total silencio y con las luces de todo el casco histórico apagadas, surge una carcasa de cohetes que alcanza un diámetro y altura espectaculares y con una luz blanca cegadora ilumina la ciudad durante casi un minuto. El reto cada año es conseguir que la luminosidad se mantenga cada vez unos segundos más.

El año pasado resultaron heridas 129 personas con quemaduras

A partir de ese momento se inicia lo que se ha denominado guerra de carretillas o cohetes borrachos. Centenares de ilicitanos salen a las calles del centro a disparar este tipo de pirotecnia. Durante toda la mañana los comercios de la zona acotada se afanan en cubrir sus puertas y escaparates con unos paneles de madera que protegen las fachadas. Se habilita una normativa especial y solo se autoriza el disparo en esta zona, así como otra también acotada en la pedanía ilicitana de Las Bayas, donde también existe gran tradición. Además, no se pueden lanzar cohetes borrachos con trueno, que son más peligrosos. En total 350 personas velarán por la seguridad de la noche, entre Policía Local, nacional, personal de Protección Civil, DYA y bomberos. Además, el Hospital de Elche refuerza los servicios de urgencias, especialmente oftalmología y traumatología y también está de guardia la Unidad de Quemados del Hospital de Alicante. El pasado año resultaron heridas 129 personas, tres de ellas de gravedad, dos menores de edad. Las multas por hacer mal uso de la pirotecnia van desde los 300 euros en adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de agosto de 2008