Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre, en coma tras ser golpeado por defender a una maltratada

Un gesto de ciudadanía del periodista Jesús Neira Rodríguez, de 55 años, al intentar defender a una mujer de su agresor, le ha llevado al hospital Puerta de Hierro, donde trata de salir de su estado crítico. El periodista, profesor de la Universidad Camilo José Cela y colaborador de la emisora Punto Radio, fue golpeado por un hombre tras avisarle de que iba a llamar a la Guardia Civil si no dejaba de agredir a su pareja, según contó ayer su abogado, Javier Castro.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado sobre las dos de la tarde. Neira y su hijo, de 13 años, pararon en una gasolinera de Majadahonda y decidieron tomar un refresco en un hotel cercano. Antes de entrar, Neira observó cómo un hombre de unos 40 años estaba pegando a una mujer. El periodista le exigió que dejara de hacerlo, y el agresor le contestó "que no se metiera en sus asuntos", así que Neira le aseguró que iba a llamar a la Guardia Civil y se metió en el vestíbulo del hotel. Antes de que pudiera darse cuenta, recibió, por la espalda, un fuerte golpe en la cabeza que lo tiró al suelo, donde el hombre le dio varias patadas.

Varias costillas rotas

La Guardia Civil detuvo poco después al agresor, Antonio Puertas. Mientras, los empleados del hotel llamaron al Summa, que comprobó que Neira tenía varias costillas rotas y golpes por todo el cuerpo. Luego acudió al hospital Puerta de Hierro, donde, tras reconocerle, le mandaron a su casa. Así que Neira pudo acudir a testificar en la vista celebrada el día siguiente en el Juzgado de Instrucción número 7 de Majadahonda. El juez dictaminó una orden por la que Puertas está obligado a presentarse cada 15 días en el tribunal. Al mismo tiempo, la Fiscalía de Aranjuez, donde reside la agredida, ha denunciado al agresor por malos tratos, pues la mujer no ha presentado denuncia.

Castro, abogado de Neira y portavoz de la familia, manifestó su sorpresa por los acontecimientos de los días siguientes. "Por lo visto, aquel domingo ya empezó a encontrarse mal, pero como él no se queja nunca... Me dijo que había tenido 'un incidente con una cucaracha' y quedé para comer con él el lunes. Entonces me contó lo que había pasado", narró ayer Castro a las puertas del hospital. Pero Neira estaba peor de lo que parecía. El martes tuvo que ser ingresado de urgencia en el hospital tras sufrir un derrame cerebral provocado por las lesiones. Ayer permanecía en coma y en estado crítico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de agosto de 2008