Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres menores, acusados de abusar de una mujer en Guipúzcoa

Uno de ellos, tutelado por la Diputación, se da a la fuga

Bilbao / San Sebastián

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, a las 6.30. Tres menores inmigrantes tutelados por la Diputación de Guipúzcoa robaron y agredieron sexualmente a una mujer en San Sebastián. El jueves, la fiscalía pidió su detención pero para entonces, uno ya se había fugado. La Fiscalía de Menores ha ordenado su busca y captura. La diputación de Guipúzcoa achaca la huida de uno de los agresores a la "lentitud de la justicia".

Los tres menores, de 14, 15 y 16 años, fueron detenidos por la Ertzaintza la madrugada del pasado 3 de agosto. Tras tomarles declaración, la policía vasca les puso de nuevo bajo la tutela foral, a la espera de que fuesen llamados a declarar por la Fiscalía y el Juzgado de Menores. La citación se materializó ayer, cinco días después de la agresión. En otro caso similar, registrado en Villabona, también en Guipúzcoa, el pasado 27 de julio -cinco menores magrebíes abusaron de una chica y pegaron a su novio-, la justicia resolvió en sólo 24 horas, recuerda la Diputación. "Es alucinante que no se hayan tomado medidas antes", se quejó el director foral de Infancia y Juventud.

MÁS INFORMACIÓN

Ambas agresiones, protagonizadas por menores, han destapado el debate sobre la situación de los cerca de 150 jóvenes inmigrantes que tutela la Diputación de Guipúzcoa. El concejal donostiarra de Seguridad Ciudadana y diputado del PSE, Ernesto Gasco ha pedido que se eche a los menores que comentan delitos sexuales.

Fuentes de la Fiscalía explicaron que la citación de los tres jóvenes por la agresión del pasado domingo no se ordenó hasta el jueves porque el Ministerio Público no dispuso hasta entonces de elementos probatorios suficientes. El caso es que los dos menores localizados declararon ayer con intérprete ante el fiscal, que pidió para ambos el internamiento en un centro cerrado. La juez de menores ha ordenado como medida cautelar el ingreso en un centro de reforma sólo a uno de ellos, mientras que el otro ha quedado en libertad vigilada por riesgo de fuga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de agosto de 2008