Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paseo de Gràcia sufrirá cortes en Rosselló y en Consell de Cent

Diagonal y Passeig de Gràcia tendrán ascensores

Liberada la calle de Balmes de las restricciones de tráfico, éstas llegan ahora al paseo de Gràcia. Desde hoy se procederá a restringir el paso de los vehículos por la zona que va de Diagonal a Rosselló, y mañana también

por el tramo comprendido entre la calle de Aragó y la de

Consell de Cent. Las primeras obras tendrán una duración de

un mes, las del entorno de Aragó, en cambio, durarán prácticamente un año.

A las 10.00 se iniciará el corte en la zona de Diagonal. El

lateral del lado Llobregat ya está cerrado hasta Provença, de modo que se procederá a cortar al tráfico cuatro carriles del tronco central, dos en sentido descendente y otros dos en sentido ascendente.

Se prevé desviar el tráfico que se dirige hacia el centro de la ciudad por la calle de Pau Claris. Lo que es seguro es que los autobuses que circulan por el centro del paseo serán desviados por esa calle. Se trata de las líneas 22, 24, 28 y la N4, nocturna.

El objetivo de estos cortes es facilitar la construcción de ascensores entre el exterior y el vestíbulo de la línea 3 y entre el vestíbulo y los andenes de la estación de Diagonal.

Un objetivo muy parecido al de las obras que se realizarán

en la estación de Passeig de Gràcia, pero en este caso es necesario construir unas pantallas que aíslen la obra, por lo que la duración será mayor. En principio, a partir del miércoles se cortará el lateral del lado Llobregat

y un carril descendente durante cuatro meses. Luego,

durante 11 meses, se mantendrá fuera de servicio el lateral.

Las paradas de los líneas de autobús que suben por el paseo

de Gràcia se desplazarán cuando coincidan con las obras para facilitar las maniobras de los vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008