El déficit exterior sube un 15% hasta mayo

La teoría dice que cuando la economía se desacelera, el déficit exterior tiene que reducirse: si los consumidores se ajustan el cinturón, bajan las importaciones y las empresas tienden a elevar sus exportaciones para compensar la debilidad del mercado doméstico. Pero nada de eso está sucediendo en España a causa de la fenomenal escalada del petróleo. El déficit por cuenta corriente (que mide los intercambios con el exterior de mercancías, servicios y rentas) se elevó un 14,6% hasta mayo, con 50.144 millones de euros.

Ese empeoramiento se explica por el déficit comercial, que creció el 14,5% hasta mayo, con 38.855 millones. Las importaciones se elevaron el 10,5%, frente a un alza del 8,7% de las exportaciones. Pese a la disminución del déficit de productos no energéticos, la espectacular subida del crudo hasta mayo -casi un 30% en esos cinco meses- disparó la factura energética.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS