Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Knightley no quiere más 'Photoshop'

El delicado físico de la actriz Keira Knightley siempre ha dado que hablar. Se ha dicho de ella muchas veces que sufría anorexia por su extrema delgadez, rumor que la protagonista de Piratas del Caribe siempre ha desmentido. Lo que sí ha confirmado en dos ocasiones es que su figura ha sido manipulada, no por los milagros de la dieta sino por los de la informática, es decir, mediante Photoshop. La actriz ha anunciado que se acabaron los trucos, que no admitirá ningún retoque en las fotografías promocionales de su última película The Duchess, ambientada en el siglo XVIII.

Según informa el diario británico Daily News la actriz se ha negado a que los productores hagan parecer sus pechos más grandes mediante el trucaje digital (normalmente utilizando el programa informático Photoshop).

No es la primera vez que las fotografías de Knightley son manipuladas para hacerla parecer algo más exuberante. En la campaña publicitaria que hizo para promocionar el perfume Coco Mademoiselle, de Chanel, en la que posa con un bombín como única prenda, parece estar algo más entrada en carnes de lo que se la puede ver en sus apariciones sobre la alfombra roja. La actriz admitió que aquellas curvas no eran suyas y declaró al diario The Sun que fueron los publicistas los que la obligaron a aceptar las modificaciones.

La polémica volvió a saltar por los retoques informáticos (de nuevo centrados en aumentar el volumen de sus pechos) gracias a los que rellenaba sobradamente el corpiño de cuero que lucía en el cartel de la película El rey Arturo.

Knightley siempre se ha mostrado molesta con esta clase de especulaciones y ha decidido atajarlas de una vez por todas rechazando de plano el Photoshop. En su próximo filme la veremos luciendo trajes de época con ceñidos escotes y sin ningún trucaje.

Keira Knightley es una de las actrices británicas más populares (lalistaWIP)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2008