Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Estoy entusiasmado con esta plantilla"

Guardiola, técnico del Barcelona, se desentiende de los posibles refuerzos

Ningún reproche o lamento. Pep Guardiola, técnico del Barça, está más que satisfecho con la plantilla que tiene a día de hoy. Poco le importa que desde el club se hayan forzado las salidas de Deco y Giovani, se exijan las ventas de Ronaldinho y Eto'o y se considere el traspaso de Gudjohnsen. "Somos los que somos y estoy entusiasmado con esta plantilla", resolvió el entrenador, que tuvo un primer contacto con sus jugadores.

Desde las nueve menos diez de la mañana, los futbolistas del Barça desfilaron por la rampa del aparcamiento del Camp Nou por primera vez en dos meses. La revisión médica fue exhaustiva. De inicio, se sometieron a una analítica de sangre y orina, y a una tensiomiografía -cálculo de la velocidad muscular-. Luego, realizaron una prueba de esfuerzo, un ecocardiograma, una ecografía, una encuesta dietética, un estudio podológico y, por último, una prueba de porcentaje de grasa. Al concluir, Guardiola les llamó al orden. "Les he explicado lo que quiero como equipo", aclaró el técnico, que se relame con lo que tiene. "Igual luego no rascamos la bola, pero con estos jugadores lucharemos por todo", detalló; "individualmente son muy buenos, pero tengo que hacerles entender que colectivamente pueden ser mejores".

MÁS INFORMACIÓN

No le preocupa, entonces, cómo se ha rebajado el potencial ofensivo del Barça. "El nueve no es un problema. No pasa nada porque con este equipo podemos tirar hacia delante. Bojan puede jugar por las alas y mejor como delantero centro, y confío plenamente en Henry, un futbolista de talla mundial".

Con Trezeguet en el entrecejo y Adebayor como alternativa, la dirección deportiva del Barça trata de cerrar la plantilla. Mientras, Guardiola traza las líneas para afrontar la previa de la Champions. "Espero que los jugadores asimilen rápido los conceptos", expresó; "pero en la primera semana debemos tener cuidado porque siempre se empieza con mucho ímpetu y hay que medir los esfuerzos. La preparación del equipo será tanto técnica como táctica. Y la física no se entiende sin las otras dos". Así, confiado en la planificación y en su trabajo, a Guardiola le inquietan muy pocas cosas que no sean el juego del equipo. "Quiero ganar y hacer espectáculo", desveló el preparador, que no tiene mucho margen de maniobra. "No puedo vivir pensando que tendré tiempo", reflexionó Guardiola, consciente de que el club lleva dos años en blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de julio de 2008