Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:fondos

A la caza de valor fuera del Ibex

Aviva Espabolsa combina compañías grandes con otras de menor tamaño

El fondo Aviva Espabolsa, que se analiza esta semana, pertenece a la categoría de renta variable española, constituida también por otros 132 fondos más. Su cartera está habitualmente invertida en una selección de entre 40 y 50 valores. Según su gestor, Iván Martín, la vocación del fondo es "mantener un tipo de cartera que no se aleje mucho de la composición del Ibex 35 pero que a la vez permita fijarse en empresas con gran potencial de revalorización que no forman parte de éste". Es pues una cartera "pensada para el largo plazo".

La evolución de las Bolsa durante los últimos ocho meses afecta negativamente a todo lo que sea la inversión en renta variable. Sin embargo, apunta Iván Martín, siempre se puede construir una cartera que no se vea afectada tan fuertemente por las caídas de las cotizaciones y que se comporte bien en términos relativos. En su caso, y para conseguir ese objetivo, cita como decisiones acertadas el haber evitado los bancos con actividad minorista y el sector de construcción e inmobiliarias. También se ha revelado un acierto la decisión de mantener un porcentaje importante en valores del tipo de CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles), cuyo precio apenas está un 4% por debajo del que marcaba cuando los índices alcanzaban sus máximos en noviembre de 2007. La apuesta del fondo por esta compañía es tan clara que mantiene en ella una de las mayores participaciones de la cartera, argumentando que compite muy bien internacionalmente con los grandes de su sector. También entre los aciertos cita las posiciones en ArcelorMittal (2% de la cartera) o Tubacex (3%).

Como decisión desafortunada a corto plazo Iván Martín cita la toma de posición en Acerinox, una compañía con un gran potencial en el largo plazo, pero que se ha visto afectada por la coyuntura de caída del precio del níquel, uno de los componentes del acero inoxidable que fabrica. "Aunque esto debería suponer una ventaja ya que supone una reducción en sus costes, al generar una expectativa de nuevas caídas del precio del níquel provoca que los almacenistas retrasen sus pedidos, algo que afecta negativamente a su cuenta de resultados".

Tampoco está dando buenos resultados, por ahora, la inversión en Fluidra, algo fácilmente explicable por su relación con el sector de la construcción en la medida en que es una empresa especializada en la distribución de sistemas y componentes para piscinas, "aunque solo el 8% de sus ventas estén ligadas a este sector en España". En el largo plazo Iván Martín confía en que la inversión en Fluidra también proporcione buenos resultados, pues es un referente mundial (con ventas en Italia, Australia o Latinoamérica) "no solo en los servicios mencionados sino también en la fabricación y distribución de equipamientos para el tratamiento de aguas doméstico o industrial, así como para riego agrícola o de espacios verdes".

Las comisiones y gastos anuales (TER) que la gestora carga al fondo ascienden al 0,55% sobre el patrimonio total (41,2 millones de euros) muy por debajo de la media de gastos para la clase de fondos con parecida política de inversión, que es del 1.89%. -

Juan Ignacio Crespo es director europeo en Thomson Reuters.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 2008