Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Gran Premio de Gran Bretaña

Bofetada a Hamilton

Kovalainen logra su primera 'pole' en casa de su compañero en McLaren, que partirá cuarto, dos puestos por delante de Alonso

A sus 26 años, Heikki Kovalainen vivió ayer uno de los días más felices de su vida. No sólo porque pudo quitarse la espina que tenía clavada de no haber conseguido todavía ninguna pole position, sino porque la consiguió en la carrera en que McLaren había apostado por su compañero, Lewis Hamilton.

Silverstone es la casa de la escudería británica, y toda la prensa de Gran Bretaña había estado señalando con el dedo a Hamilton intentando insuflarle fuerza y serenidad. Ni siquiera se planteaba lo que pudiera ocurrir en la clasificación, pensando que ya el año pasado salió el primero. Se daba por supuesto. Sin embargo, Hamilton recibió ayer una auténtica bofetada cuando su compañero de equipo le superó en toda la línea y él se vio relegado a la cuarta posición, por detrás de Mark Webber (Red Bull) y de Kimi Raikkonen (Ferrari). Lo más grave para el británico fue que aquella situación se produjo como consecuencia de sus propios errores en sus intentos de vuelta rápida.

Las previsiones apuntan a que lloverá durante toda la carrera

MÁS INFORMACIÓN

"Me sentía cómodo en el coche pero fallé en mi intento en la Q3 y pisé la gravilla en Priory. Sin embargo, con nuestra estrategia y la expectativa de lluvia puedo luchar por la victoria", aseguró Hamilton. Todo el mundo está convencido de que la cronometrada de ayer estuvo marcada por las diferentes estrategias que han previsto los equipos, basándose en la expectativa de que la lluvia aparezca a partir de las 13.00 y se mantenga durante toda la carrera. Es probable que eso potencie la pole de Kovalainen y la segunda posición en la parrilla de salida de Mark Webber, la mejor de la historia de Red Bull. Pero eso significaría que tanto los McLaren como los Red Bull habrían apostado por ir cortos de gasolina y entrar a repostar alrededor de la 15ª vuelta.

En cambio, Ferrari, Renault y BMW aseguran que van cargados de combustible y que pueden plantearse incluso ir a una sola parada en caso de que las previsiones de lluvia se cumplan. "Con neumáticos de agua podemos plantearnos eso", confesó Fernando Alonso, que saldrá sexto. "No puedo vislumbrar un podio porque los que están delante nos han superado todo el fin de semana y por detrás habrá que controlar a Kubica y Massa [ambos no pudieron realizar su segundo intento en la Q3 por problemas técnicos]. Sin embargo, si llueve será más divertido y puede pasar cualquier cosa", agregó el piloto asturiano.

Alonso concluyó segundo el año pasado en Silverstone, superado sólo por Raikkonen, y relegando a la tercera posición a Hamilton. "Entonces compartíamos equipo, pero nuestras luchas no eran del todo justas", recordó el asturiano. "No tengo buenos recuerdos de aquello, pero miro poco hacia atrás. Ahora es más difícil para mí a nivel de resultados, pero soy tremendamente feliz en Renault". Entonces, la apuesta de McLaren era Hamilton. Ahora lo sigue siendo. Pero esta vez Kovalainen puede amargarle la fiesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 2008