Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Apuntes

Mejora de 'webs' para escalar posiciones

Una firma ayuda a las universidades a mejorar en las clasificaciones

Los hay más y menos rigurosos, de casi todo y prácticamente nadie escapa a echarles un vistazo. Se trata de los rankings. En unas universidades cada vez más competitivas, por la búsqueda de la excelencia y el descenso de alumnos, y también más internacionalizadas, por la movilidad de estudiantes y la generalización de Internet, estas clasificaciones toman protagonismo. Y más en un contexto en el que la financiación depende cada vez más de los resultados.

Hasta la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, habló la semana pasada de situar a las universidades españolas entre las primeras del mundo en 2015. De una forma u otra estaba pensando en las clasificaciones.

Nuria Lloret es socia de Masmedios, una empresa valenciana que se encarga del diseño web y de la gestión de la información. Recientemente, están notando que las universidades, tanto públicas como privadas, buscan posicionarse más y mejor en Internet, puesto que la penetración en la red de redes es uno de los indicadores en los que se basan algunos rankings, como el del Laboratorio de Internet del Centro de Información y Documentación Científica (CINDOC) del CSIC, uno de los principales. Desde esta empresa de gestión de información orientan sobre cómo optimizar la web, escalar posiciones en Internet y mejorar la formación, a través de incentivar la comunicación entre investigadores y alumnos de todo el mundo.

El 'ranking' del CSIC analiza el grado de penetración en la Red

Las universidades valencianas 'se venden' bastante mal en 'Wikipedia'

"No es cuestión de programación. Es evidente que si en la universidad no hay investigadores, ni conocimiento, poco podemos hacer, pero lo más habitual es que ocurra lo contrario, que universidades de gran calidad científica, estén peor situadas de lo que merecen", señala Lloret. Junto con la empresa madrileña Crealis, han viajado a países árabes para asesorar a algunas universidades interesadas en mejorar su clasificación y también han ayudado a universidades españolas y valencianas.

Los países en vías de desarrollo, asegura, se están moviendo a pasos agigantados para mejorar puestos, y en España, aunque ya hay conciencia en los equipos rectorales, todavía queda mucho camino por delante. "Los portales universitarios españoles están ganando en accesibilidad, pero faltan especialistas que analicen qué es lo que necesita el usuario, qué consultan, qué no consultan..."

"Hay muchas formas para mejorar en Internet. Muchos profesores lo desconocen, pero existe un movimiento internacional, el Open Access Initiative, que promueve el intercambio de información científica entre investigadores de todo el mundo, utilizando Internet, a través de repositorios institucionales que albergan revistas científicas electrónicas y gratuitas, en lugar de las de papel. A través de estas plataformas aparece citada la universidad por el autor del artículo y vuelve a nombrarse por los comentarios que recibe. De esta manera, se escalan posiciones". Lloret se inclina por los rankings que intentan obtener los mismos datos cuantitativos de cada parámetro a estudiar. Y cree que la web de la universidad puede influir en la elección de campus que realizan los estudiantes, especialmente en el mundo actual, en el que la movilidad del profesorado y el alumnado es intercontinental.

Si un estudiante extranjero mira Wikipedia, la mayor enciclopedia en línea del mundo, verá que las imágenes que ilustran algunas universidades valencianas no hacen mucho por venderlas. Suelen exponer elementos poco característicos o relevantes. "Es una muestra más de lo que queda por hacer", afirma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 2008